Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 4 de diciembre, 2021
Policiales

Quería matar a un ex compañero del colegio secundario porque le hacia bullying. Mató a la mujer que limpiaba la oficina.

Le disparó a la cabeza. Los defensores del criminal dijeron que «Sufría problemas psiquiátricos».

La mujer de 34 años que fue baleada en la cabeza cuando trabajaba en una oficina a la que ingresó un hombre armado con presuntas intenciones de matar a un excompañero de colegio que le hizo bullying durante la secundaria, en la ciudad tucumana de Yerba Buena.

Mariela Márquez falleció en el Hospital Padilla, donde se encontraba internada en estado grave a causa del disparo en la cabeza que recibió de parte de Gerónimo Helguera (29) cuando trabajaba en la limpieza de un edificio ubicado en avenida Aconquija al 1000.

Helguera ingresó al edificio se encontró con Márquez cuando realizaba sus tareas de limpieza y le preguntó por un hombre de apellido “Ledesma”.

Cuando la mujer se dirigió hacia una oficina a consultar por esa persona, el agresor sacó un arma y le disparó en la cabeza.

Helguera buscaba a Ledesma, quien habría sido compañero suyo durante el secundario, para vengarse porque aparentemente le hizo bullying mientras cursaban juntos.

Tras el ataque, el agresor fue detenido y la mujer herida trasladada de urgencia al centro de salud.

Por orden de la jueza tucumana Isabel de los Ángeles Méndez, el acusado fue sometido a estudios psiquiátricos.

La magistrada, quien en base a ellos ordenó que Helguera fuera internado en el Hospital Psiquiátrico Obarrio de la capital tucumana.

En tanto, esta mañana, en declaraciones a la prensa, Gustavo Campos, cuñado de la mujer asesinada dijo que desconoce si ella conocía al agresor.

Excompañeros del acusado confirmaron que asistía al mismo colegio un joven de apellido Ledesma, aunque no iba al mismo curso, y no recuerdan que Helguera haya tenido algún problema con él.

Los defensores Ernesto Basclini y Camilo Atim Antuni, dijeron que Helguera sufría problemas psiquiátricos y que «está medicado desde hace mucho tiempo”.