Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 22 de septiembre, 2021
Policiales

Remisero acusado de golpear, drogar y abusar de una joven pasajera.

Allanaron la casa y encontraron ropa interior de mujer que fue reconocida por la víctima.

Una joven de 24 años denunció que fue drogada y abusada en Hurlingham por el chofer de un remís que había contratado mediante una aplicación.

La joven logró huir y refugiarse en una estación de servicio luego de arrojarse del auto cuando el conductor, tras el ataque, siguió conduciendo y se detuvo en un semáforo en rojo.

La joven denunció que fue golpeada en la cabeza, drogada y atacada dentro del auto que el chofer detuvo en un descampado de la localidad de William Morris.

La joven detalló que el hecho ocurrió cuando contactó el remís a través de la aplicación DiDi para dirigirse desde su casa de William Morris a la de su novio, en el partido bonaerense de José C. Paz.

El chofer fue identificado por las fuentes como Rafael Retamozo (28), quien, de acuerdo a la exposición de la víctima, pasó a buscarla a bordo de un auto Volkswagen Bora gris.

Fuentes de la empresa DiDi confirmaron que el hombre pertenecía a esa plataforma de alquiler de autos y que, de acuerdo a la documentación presentada al momento de crear su cuenta de conductor, no presentaba antecedentes penales.

La joven relató que en medio del trayecto el chofer detuvo la marcha en un descampado, la retuvo por la fuerza y abusó de ella tras forzarla a consumir drogas y tirarla sobre el asiento trasero del vehículo.

La joven le contó a la policía que ella había logrado huir del agresor sexual al tirarse del auto y, tras ello, fue contactada con sus familiares, que la trasladaron al Hospital Germani, de Hurlingham, donde los médicos constataron que presentaba lesiones compatibles con un abuso sexual y se aguardan los resultados finales de los estudios a los que fue sometida.

El chofer fue localizado cerca de su casa, en la localidad de Villa Tesei, y quedó detenido acusado de «privación ilegal de la libertad coactiva y presunto abuso sexual».

Según la empresa, esa validación se realizó «a las 00.00 del 31 de mayo, 11 minutos antes de llegar al punto de encuentro» solicitado por la pasajera.

La fiscal Corripio dispuso una serie de pericias en el auto, que fue secuestrado a tal fin, al tiempo que ordenó un allanamiento en la casa del sospechoso.

Los policías incautaron un teléfono celular y también ropa interior de mujer que fue reconocida por la joven.