Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 25 de noviembre, 2020
Policiales

ROBARON CASI $6 MILLONES. Robo en una oficina de servicios.

Cuando huían se les cayó un fajo de $10 mil un empleado se lo quiso llevar y lo detuvieron.

Al menos 2 delincuentes armados asaltaron un Pago Fácil de Florencio Varela y se robaron cerca de 6 millones de pesos.

Amenazaron a una encargada y a un empleado de limpieza,

Fue aprehendido un empleado del supermercado dentro del que se encuentra el local asaltado, acusado de hurtar 10 mil pesos del botín de los asaltantes que cayeron al suelo al momento de la huída. Pero según los investigadores no estaría vinculado a los ladrones.

El hecho en una oficina de Pago Fácil ubicada dentro del predio del Supermercado Carrefour.

Todo comenzó cuando un camión de caudales de la empresa Prosegur ingresó al estacionamiento del Supermercado Carrefour y se dirigió al sector donde acceden los empleados del local de Pago Fácil.

Una de las empleadas del local recibió una suma cercana a los 9 millones de pesos. El camión de caudales se retiró del lugar.

2 hombres armados redujeron a un joven que trabaja como personal de limpieza y a la encargada del Pago Fácil, a quien le sacaron un manojo de llaves e ingresaron al local.

Una vez dentro, los delincuentes se dirigieron a la zona del búnker, un lugar con acceso restringido en el cual se guarda el dinero.

Los delincuentes, encapuchados y que utilizaron guantes y barbijos, pintaron con aerosol las cámaras de seguridad y los domos que había en el lugar para evitar que pudieran registrarse sus movimientos y ser identificados.

Los delincuentes escaparon con una suma cercana a 6 millones de pesos.

Los otros 3 millones de pesos que acababan de llegar no pudieron ser robados porque la empleada había alcanzado a guardarlos en una caja fuerte que los ladrones no pudieron abrir.

Se dieron a la fuga por la puerta de emergencias, donde se cree que lo esperaba un Renault Logan color gris que les sirvió de apoyo.

Por medio de las imágenes, los investigadores constataron que un empleado del supermercado, quien mediante amenazas ayudaba a guardar el dinero a los delincuentes, se apoderó de 10 mil pesos que se les cayó a los asaltantes cuando escapaban del lugar.