Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 26 de septiembre, 2020
Policiales

VIDEO. SOSPECHOSO DE FEMICIDIO. El asesino no fue pareja de la victima.

Un patrullero encontró el cuerpo de María Florencia Santa Cruz colgado de un mural blanco y con una campera atada al cuello sobre la calle Benito Lynch y el acceso de la Panamericana, partido de Tigre.

El sospechoso pudo ser identificado por las cámaras de seguridad de la Municipalidad de Tigre. Las cámaras captaron cuando Santiago Hernández, el sospechoso, caminaba junto a María Florencia a las 0.40 horas, a 150 metros de donde fue encontrada sin vida.

María Florencia tenía una hija y su padre es un comisario retirado. Inmediatamente, comenzó la investigación judicial. Los fiscales a cargo del caso, Sebastián Fitipaldi, Diego Callegari y Mariela Miozzo, de la Fiscalía de Género de Tigre, requirieron las imágenes, al identificar a Hernández fue detenido en su casa por agentes de la Policía Bonaerense.

«La víctima no presenta heridas compatibles con un intento de defensa. Es una situación extraña”, agregaron las fuentes consultadas.

Se realizó la autopsia del cuerpo. Hernández, será indagado. Una fuente alegó que la campera alrededor del cuello de la víctima, estaba atada a un alambre de púa. Los fiscales investigarán con una pericia si efectivamente ese alambrado puede soportar el peso de una persona adulta. 

La familia de la víctima declaró que el sospechoso, Santiago Hernández, no era pareja de la víctima.


«Hoy a mi familia es a la que le toca esto, a mi tía Florencia, pero lo peor de todo, más lamentable, es que esto va a seguir pasando«, recriminó Lucas, sobrino de la víctima, en las redes sociales. «Nadie hace nada y no me refiero a vos o a mí sino a la gente que puede hacer algo para que esto cambie, pero no hacen nada, las siguen asesinando», insistió.