Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 4 de julio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

Violencia de género. Sebastián Villa, el jugador de Boca acusado por abuso sexual y tentativa de homicidio, pidió la eximición de prisión.

El Fiscal a cargo del expediente sumó otras 4 declaraciones testimoniales.

El futbolista colombiano de Boca Juniors Sebastián Villa pidió la eximición de prisión en la causa en la que fue denunciado por el abuso sexual y tentativa de homicidio de una joven, en un hecho ocurrió en 2021 en un barrio privado de Canning, mientras que la fiscal a cargo del expediente sumó cuatro nuevas testimoniales.

El pedido del delantero xeneize fue hecho por su abogado particular, Martín Apolo, ante la Justicia de Garantías de Lomas de Zamora, que deberá resolver la cuestión una vez que la fiscalía emita un dictamen al respecto.

La causa penal está actualmente a cargo de la fiscal Vanesa González, de la Unidad Funcional de Instrucciones (UFI) 3 Especializada en Violencia Familiar y de Género, Abusos Sexuales y Delitos Conexos a la Trata de Personas de Lomas de Zamora.

González recibió cuatro nuevas testimoniales que sumó al expediente, al tiempo que ya libró una serie de oficios previo a la citación del futbolista para ser indagado.

La fiscal notificó a Boca Juniors la ratificación de la denuncia realizada por la joven de 21 años, quien además presentó nuevas pruebas respecto al ataque que sufrió por parte del delantero colombiano.

También libró un oficio a la Policía para que informe sobre los llamados al 911 realizados la noche del 26 de junio de 2021, ya que un vecino dijo haberse comunicado para advertir que desde la casa de Villa provenían gritos con pedidos de auxilio.

Le envió un oficio al Barrio Privado «Venado II», de Canning, donde vive Villa y se produjo el hecho.

Le requirió al Ministerio de Seguridad bonaerense que informe el resultado del GPS en el que quedó registrado el trayecto realizado por un patrullero que, aparentemente, llegó al country tras el llamado al 911.

La fiscal le solicitó a la Justicia de Garantías que libre una orden de presentación en el Hospital Penna, donde la joven fue atendida el día siguiente al presunto abuso por una médica que, tras constatar las lesiones, le sugirió a la víctima que realice la denuncia.

El abogado de Villa presentó el 11 de mayo una denuncia en la Comisaría Vecinal 14 A de la Policía de la Ciudad en la que sostuvo que el futbolista recibió varios llamados a su teléfono celular particular, de parte de un número oculto y en los que una voz masculina se presentó con el nombre de «Federico» y le dijo que tenía información y elementos importantes para brindarle a cambio de dinero, de lo contrario, haría público ese material para difamar.

De acuerdo con la denuncia, ante esa situación Villa le dijo a ese «Federico» que llame a su abogado, ante lo cual Apolo habló con el supuesto extorsionador, quien le pidió «juntarse» para «arreglar una suma de dinero» para no perjudicar al jugador.

Esa situación, según la denuncia, se registró dos días antes de la exposición que realizó la víctima del abuso sexual que tuvo como presunto protagonista a Villa.

Se iniciaron actuaciones por «extorsión» y que se le dio intervención al fiscal Criminal y Correccional 25, Martín Mainardi, quien dispuso una serie de diligencias a cargo del personal del Departamento de Investigación de Delitos Informáticos de la Policía de la Ciudad.

La joven presuntamente atacada por Villa declaró por más de cinco horas ante la fiscal González y ratificó su denuncia inicial.

La víctima contó que la noche del 26 de junio de 2021 Villa había tomado «mucho alcohol y más de una botella de whisky» y que durante el asado le reprochó que «había mirado» a los futbolistas.

Tras mantener una fuerte discusión, ambos se retiraron del lugar y se dirigieron a la casa del futbolista junto a su empleado de seguridad apodado «Vikingo» y un amigo llamado Félix Benítez.

La denunciante que tiene grabadas las conversaciones en las que el futbolista, a través de su amigo Benítez, le ofrece 5.000 dólares para que se olvide «de todo lo que pasó».

La fiscal González le impuso a Villa la prohibición de salir del país, y de acercamiento a la víctima y su entorno familiar.

Esta es la segunda denuncia que recibe el futbolista y goleador del club de la Ribera, ya que en abril de 2020 su expareja, Daniela Cortés, también colombiana, lo acusó de lesiones y amenazas, en un caso que ya fue elevado a juicio y que podría resolverse en un proceso abreviado.

El fiscal Sergio Anauti de Lomas de Zamora le propuso una pena de dos años de prisión en suspenso, a lo que ahora la defensa deberá decidir si llegan a un acuerdo para evitar el juicio oral.