Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 29 de noviembre, 2020
Policiales

Violento robo a 2 jubilados. Golpes y amenazas para llevarse 5 mil pesos y objetos de valor.

«Tocaron la pandereta y bailaron».

Un matrimonio de jubilados de 72 y 83 años fue asaltado y golpeado por delincuentes encapuchados que ingresaron por el fondo de su casa en Luis Guillón, partido de Esteban Echeverría.

Robaron dinero en efectivo y otros objetos de valor.

«Eran 3 diablos que parecían la muerte, vestidos todos de negro”, dijo a la prensa Nelly , de 72 años, junto a su marido Gerardo, de 83 años, quien aún presentaba los ojos morados y la cara lastimada por los golpes recibidos.

El jubilado fue sorprendido en el comedor de su casa por los asaltantes que entraron por la parte trasera.

Los ladrones lo golpearon y lo llevaron junto a su mujer, que recién se levantaba.

Las víctimas, ambas de nacionalidad italiana y vecinos de más de 50 años en Luis Guillón, contaron a la prensa que fue un robo «muy violento».

Los ataron con alambre y que revolvieron y desordenaron toda la casa para llevarse solo 5 mil pesos y otros objetos de valor.

Gerardo contó que le pedían «dólares» y que les dijo a los delincuentes: «La puta que te parió, soy italiano pero vine a los 18 años, ¿qué jubilación querés?».

Nelly relató «los delincuentes tocaron la pandereta y bailaron» al lado de ellos y que en todo momento «pedían plata y dólares».

«Mi marido les decía ‘qué mierda querés’ y le pegaban una y otra vez» y a ella le alcanzaron «un vaso de agua».

Por su parte, el hombre señaló que a los delincuentes les dijo que él era un jubilado y que no tenía más dinero, y por esa razón, lo golpearon salvajemente.

“Siento el dolor que hayan entrado en mi casa sin motivo. Soy un jubilado de 82 años, qué puedo tener”, sostuvo.

La mujer explicó que luego de 2 horas, los asaltantes les pidieron las llaves de la casa para escapar y los amenazaron con regresar.