Santo en la Web y en la Red

21 de abril, 2024

16 mil millones de dólares. Fallo de la justicia de Estados Unidos contra Argentina por la expropiación de YPF. El gobierno tendrá que negociar.

La indemnización deberá pagarla el Estado Nacional, que adelantó que apelará a la resolución.

La Justicia de Estados Unidos determinó que la Argentina deberá pagarle hasta 16.000 millones de dólares a dos fondos de inversión por considerar que expropió de manera indebida las acciones de YPF en 2012, durante la presidencia de Cristina Kirchner.

El Gobierno argentino anunció que apelará “inmediatamente” la resolución y el presidente Alberto Fernández se encuentra analizando la situación con la Procuración del Tesoro.

El fallo fue realizado por la Jueza de Nueva York, Loretta Preska, que decidió que el Estado Nacional debe pagarle a los fondos Burford Capital y Eton Park.

El primero pertenece a un bufete de abogados que se presentó con los derechos de Petersen Energía, compañía que tenía el 25% de YPF antes de su expropiación. La segunda, por su lado, ingresó en 2010 a YPF con la compra del 1,63% del capital por unos 250 millones de dólares.

Si bien la jueza no fijó una cifra, optó por el hipotético peor escenario para el país, que ya había sido encontrado culpable de “expropiar incorrectamente” a la petrolera. Mientras que Burford sostiene que la compensación tendría que ser de 16.000 millones de dólares, mientras que el Estado argentino dice que deberían ser 5.000 millones de la divisa extranjera.

Ahora, las partes deberán negociar mientras que Burford Capital podrá empezar a aplicar embargos sobre los activos soberanos.

En la resolución, la jueza recordó la responsabilidad del actual gobernador bonaerense, Axel Kicillof, que en ese momento era secretario de Política Económica y Planificación del Desarrollo: “El Sr. Kicillof descaradamente declaró que era estúpido cumplir con la ley de la propia YPF o respetar sus estatutos”.

“Sus dichos pueden atribuirse al poder ejecutivo de la República, ya que también era el Vice-Interventor designado por el gobierno”, añadió en el escrito, al mismo tiempo que comentó que la intención del Gobierno argentino era “no cumplir con la obligación de oferta pública“.

En junio de 2019, la Corte Suprema estadounidense rechazó un pedido de Argentina para ponerle fin a la demanda de los ex accionistas de la empresa petrolera.

Seguir leyendo