Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
jueves 1 de octubre, 2020
Política

ALEJANDRO FINOCCHIARO. «Los vagues de Ctera no quieren que vuelvan las clases».

El ministro de Educación de Macri muy duro con los gremios docentes.

El ex ministro de Educación de Mauricio Macri, Alejandro Finocchiaro, acusó al sindicato de docentes Ctera de oponerse a que los chicos que no tienen acceso a Internet puedan regresar a clases.

“Les vagues de Ctera”, escribió el ex funcionario en Twitter y aseguró que se trata del mismo gremio que impide que vuelvan las clases en algunas zonas de la provincia de Buenos Aires “donde con los debidos protocolos los chicos podrían retomar los lazos con la escuela”.

El jefe de Gobierno porteño había adelantado que en la ciudad había al menos 5.100 chicos del sistema público que no pudieron conectarse de manera virtual.

“A ellos vamos ir a buscarlos casa por casa para revincularlos. El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, y la ministra de la Ciudad, Soledad Acuña, acordaron la posibilidad de abrir escuelas para estos chicos con problemas de conectividad. Allí van a poder acceder a una computadora, por turnos y siguiendo los protocolos sanitarios”, dijo Larreta.

Finocchiaro sostuvo que son los dirigentes de Ctera los que se oponen a ese plan del Gobierno y aseguró que los funcionarios del Ministerio “les tienen pánico”.

 “Son los mismos que hicieron una incontable cantidad de paros por la supuesta paritaria nacional. Y ahora que son gobierno y la han restituido obtuvieron 0% de aumento para los docentes”, dijo

 “Aceptaron que el Gobernador Kiciloff no les pagara a los maestros un aumento acordado en la paritaria anterior”, sostuvo.

Aseguró que el sindicato que conduce Sonia Alesso es “parte del Gobierno nacional”.

«Son los mismos que, bajo la pátina de un falso progresismo, conforman la principal causa de la decadencia de la Educación Pública. Representan la resistencia a todos los cambios que nuestros chicos necesitan para tener la posibilidad de alcanzar una vida plena y digna”, consideró.

“Encarnan el statu quo que impide, permanentemente, toda innovación. Son la inercia que detiene el tránsito hacia un futuro en libertad”, concluyó.