Santo en la Web y en la Red

19 de mayo, 2024

Antártida. Aseguran que Rusia encontró una gigantesca reserva de petróleo en la zona que reclaman Argentina, Chile y Reino Unido.

Equivaldría a la producción de unas 30 Vaca Muerta.

Una investigación científica realizada por el buque Alexander Karpinsky, de la agencia rusa Rosgeo informó sobre el posible descubrimiento de la mayor reserva de petróleo del mundo en la Antártida, en una zona reclamada por Argentina, Chile y Reino Unido.

Rusia descubre reserva de petróleo y gas en territorio antártico británico. Contiene un valor estimado de 511 mil millones de barriles de petróleo, 10 veces la producción del Mar del Norte en los últimos 50 años”, comunicó el medio BRICS News, el canal oficial en la red social “X” del grupo económico de BRICS, que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

Según los cálculos, esta reserva a 10 veces la producción de 50 años en el Mar del Norte, el doble de las de Arabia Saudita y unas 30 Vaca Muerta (yacimiento petrolífero ubicado en Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza).

La información se filtró se en un informe publicado en el diario británico The Telegraph, que indicaba que la comunicación al Gobierno de Rusia llevaba unos tres días.

Específicamente, el hallazgo se dio en la franja antártica situada desde el Polo Sur hasta la Península Antártica y el Mar de Weddell, en el Territorio Antártico que reclama Argentina sobre Reino Unido, pero en el cual Chile también plata bandera.

La noticia generó preocuación a nivel global, ya que se especula que la actividad rusa en el continente blanco podría vulnerar el Tratado Antártico firmado en 1959 por Argentina, Australia, Bélgica, Chile, Francia, Japón, Nueva Zelanda, Noruega, la Unión del África del Sur, Reino Unido, Estados Unidos y la propia Rusia.

En su primer artículo, la norma dispone: “La Antártida se utilizará exclusivamente para fines pacíficos. Se prohíbe entre otras, toda medida de carácter militar, tal como el establecimiento de bases y fortificaciones militares, la realización de maniobras militares, así como los ensayos de toda clase de armas“.

En esa línea, no impide “en empleo de personal o equipo militares, para investigaciones científicas o para cualquier otro fin pacífico“. Por el momento, Rusia insistió en que se mantendrá dentro del Tratado Antártico que regula las relaciones geopolíticas sobre este territorio.

Seguir leyendo