Santo en la Web y en la Red

21 de mayo, 2024

Cristina Kirchner. “Mugica olía a oveja, era un pastor que olía a oveja. Hay algunos en las jerarquías que huelen más a lobos”.

“Lo peor que nos puede pasar es agachar la cabeza ante lo que nos está pasando, ahí si estaremos vencidos”.

La ex presidenta, Cristina KIrchner, participó en un acto en el Instituto Patria junto al Grupo de Curas en Opción Preferencial por los Pobres, en conmemoración al Padre Mugica, al cumplirse 50 años de su asesinato por la Triple A.

En ese contexto, la ex mandataria habló del ejemplo del Padre Mugica asegurando que “es una mirada de esperanza” en estos difíciles momentos, en los que entre otras cosas no se proveen alimentos a los comedores que lo necesitan.

  • “Para mí es un contemporáneo, fue nuestro contemporáneo. Por más que lo intente, su figura es imposible que la reduzcan a una estampita”.
  • “Tampoco fue un cura villero. Fue un hombre que pertenecía a la alta clase porteña, obviamente profundamente antiperonista, pero comprendió el evangelio y no le quedó más remedio que hacerse peronista y villero”
  • “Mugica olía a oveja, era un pastor que olía a oveja. Hay algunos en las jerarquías que huelen más a lobos”.
  • “No mandan comida a los comedores que están sin dinero para comprar alimentos”.
  • “¿Cómo puede ser que en este estado de situación se apoyen estas cosas?”.
  • “Después de la muerte de Mugica hubo un tiempo en que en la Argentina era tremenda la violencia y amplios sectores de la sociedad la ignoraban y decían cosas peores como ‘algo habrán hecho’ o ‘por algo se lo habrán llevado”.
  • “Los que hemos atravesado la militancia política podemos brindar esa mirada. Es una mirada de esperanza, por ahí hubo momentos más difíciles todavía”.
  • “El Padre Mugica sabía que estaba amenazado de muerte. Él fue un ejemplo, lo peor que nos puede pasar es agachar la cabeza ante lo que nos está pasando, ahí si estaremos vencidos”.
  • “No en un retrato, en una fotografía, sino en la militancia política. Él sabía que estaba amenazado de muerte. Aquellos que hemos vivido de cerca la experiencia de que te quieran matar, sabemos que todo puede superarse”.
  • “Sigamos trabajando muy fuerte en todos los frentes: en las universidades, en los barrios, en las iglesias. Necesitamos además sacerdotes que hagan lo que hacía Carlos, que salía a la calle, a hablar, a organizar, a interpelar”.

Seguir leyendo