Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 4 de diciembre, 2021
Política

Día de la Militancia. El presidente fue el único orador.

«El triunfo no es vencer sino nunca darse por vencido», exclamó el mandatario.

Alberto Fernández convocó a la unidad del Frente de Todos (FdT) para encarar la «segunda etapa» del Gobierno, advirtió que el «triunfo no es vencer sino nunca darse por vencido» y cuestionó a la oposición que se niega al diálogo.

Fue al encabezar en Plaza de Mayo el acto del peronismo por el Día de la Militancia.

«Si Macri no quiere hablar, que se quede solo con sus amigos haciendo negocios, no hay problema; si Milei no quiere hablar, que se quede encerrado con aquellos compañeros que tiene, que reniegan de la diversidad y niegan el terrorismo de Estado, nada que hablar tenemos con ellos», sostuvo Fernández.

El mandatario afirmó de todos modos que «dentro de la lógica de la oposición anida en muchos la vocación de construir juntos este país que hace falta que se ponga de pie de una vez y para siempre».

El Presidente fue el único orador de un acto que en un primer momento fue motorizado por la CGT y los movimientos sociales.

Luego se sumaron el PJ, La Cámpora y los intendentes del conurbano, con el fin de conmemorar el regreso al país de Juan Domingo Perón el 17 de noviembre de 1972, después de 17 años de exilio.

La movilización fue concebida por todos los sectores del FdT como una demostración de fuerza y de unidad a tres días de las elecciones de medio término.

«El triunfo no es vencer sino nunca darse por vencido», exclamó el mandatario.

Fernández, en ese sentido, señaló que el acto resultó «oportuno para dar inicio a esta segunda etapa de nuestro Gobierno» para «levantar lo que haya que levantar en Argentina».

Adelantó que lo hará «en dos años porque la pandemia paralizó la posibilidad de hacerlo» antes.

En su llamado a la unidad del FdT, el mandatario resaltó que «si algo hicimos bien fue construir» esa coalición que, dijo, «nos unió y nos dio esa fuerza y capacidad de convocar a nuestro pueblo para que alce la voz».

Con carteles con las imágenes de Perón, Evita, Néstor Kirchner y la Cristina Fernández, insignias como «Fuerza Alberto», las distintas organizaciones del peronismo se movilizaron a Plaza de Mayo.

Los organizadores dispusieron que los gremios se trasladaran por Diagonal Sur, los movimientos sociales por Avenida de Mayo mientras que La Cámpora, otras organizaciones políticas y las columnas de los municipios del Gran Buenos Aires por Diagonal Norte.

La primera plana del Gobierno estuvo en un sector especial debajo del escenario, desde donde los ministros, funcionarios y legisladores siguieron el discurso del Presidente.

Del acto participaron el Movimiento Evita, Nuevo Encuentro, la CTEP, Kolina, Sadop, la CTA, la Asociación del Personal Legislativo (APL) y seccionales de UPCN de todo el país.