Santo en la Web y en la Red

24 de junio, 2024

Fin del “Frente de Todos”. El oficialismo cambió su nombre a “Unión por la Patria” para competir en las elecciones.

El kirchnerismo aceptó el piso del 30% para entrar en las listas con Daniel Scioli. 

El oficialismo confirmó que dejará de llamarse Frente de Todos y anunció Unión por la Patria, el nombre con el que la coalición encabezada por el Partido Justicialista se presentará para competir en las elecciones 2023.

Además, los líderes del espacio llegaron a un acuerdo para la representación de las minorías en las listas, por lo que no se descarta que la negociación concluya con una competencia interna en las PASO.

En ese sentido, el PJ bonaerense, que conduce el diputado Máximo Kirchner, anunció que aceptó la propuesta del sector del embajador en Brasil Daniel Scioli para que las minorías tengan una representación del 30% en las listas electorales.

También hubo acuerdo para que cada sector presente listas propias en todas las jurisdicciones, sin entrecruzar ni compartir candidatos. De esta forma, Scioli no podrá acoplar el tramo de su boleta presidencial a la del gobernador bonaerense Axel Kicillof si éste quisiera buscar la reelección.

En un comunicado difundido por el PJ provincial, cuestionaron a Scioli y al presidente Alberto Fernández de haber amenazado que “de llevarse adelante la propuesta rechazada, recurriría al Partido (poder) Judicial” para que se respeten las reglas.

Después, el espacio, con su nuevo nombre, realizó una serie de definiciones a través de una carta difundido en una serie de mensajes de Twitter, donde la cuenta pasó de Frente de Todos a llamarse Unión por la Patria. En el mismo, lanzaron duras críticas contra los candidatos de Juntos por el Cambio.

“Nuestro país está frente a una encrucijada histórica. Tenemos una oportunidad única para poner a la Argentina en una senda de crecimiento económico con inclusión social. Para que el crecimiento sirva al desarrollo argentino y, fundamentalmente, a mejorar la calidad de vida de cada uno de nuestros compatriotas”, dice el primer párrafo del texto.

Sabemos lo que tenemos en frente. Quienes protagonizaron los gobiernos de (Fernando) de la Rúa y Mauricio Macri pretenden volver hoy con las mismas recetas pero de manera más rápida y contundente. Recetas que nos llevaron al 2001 y al retorno del FMI en el 2018, luego de que Néstor Kirchner, en el 2005, pagara la histórica deuda con ese organismo recuperando para la Argentina el timón de su economía”, continúa.

Los sectores más reaccionarios de la oposición, a través de discursos de odio y violencia, proponen la construcción de un país para pocos que incluye la eliminación de sus adversarios políticos”, agrega.

“Esta vez no ocultan sus intenciones. Están a la vista de todos: dolarizar la economía, endeudar a nuestro país y hacer pagar el costo del ajuste no sólo a los que menos tienen -como siempre- sino también a la clase media”, concluye.

Seguir leyendo