Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
jueves 26 de noviembre, 2020
Política

GOBERNADOR KICILLOF. LA SITUACIÓN DEL AMBA «ES DE UNA ESTABILIDAD TREMENDAMENTE FRÁGIL».

«No es un año electoral sino de pandemia».

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, remarcó que se está ante una «situación delicada y no en una elección».

Durante una conferencia de prensa que encabezó en La Plata, sostuvo a quienes «todo el tiempo desinforman o critican lo que haga el Gobierno» a tener en cuenta que es «una situación delicada, de pandemia y no una elección».

«Que pongan en pausa esa actitud y esa discusión política hasta poder salir de esta situación´», dijo

Consideró que el actual «no es un año electoral, sino de pandemia».

«No es momento de hacer política», dijo y recordó que la Argentina está en un momento en el que «se necesita de la ayuda «de absolutamente todos» al tiempo que cuestionó a «una parte (de la dirigencia) que incentiva y pareciera que busca que la gente se contagie».

Dijo que no se puede «tirar todo el esfuerzo a la basura», pidió «la mayor responsabilidad posible a las autoridades» y reconoció que si bien toda la sociedad desea «volver a las actividades de siempre», ello «no se puede porque hay un virus que mata».

«Quiero enviar un mensaje de unidad a pueblo de la provincia en esta situación tan complicada», planteó y.

El mandatario provincial indicó que la situación sanitaria del área metropolitana de Buenos Aires «es de una estabilidad tremendamente frágil» y graficó que «antes los casos eran el 5% en el interior de la provincia y hoy están en el 11%».

Expuso que en unos cien municipios del interior, donde viven 4 millones de personas.

«Uno cada 250 habitantes tiene coronavirus», dijo y remarcó que en el conurbano, donde se registra una población de 13 millones de personas, «es uno cada 60» y en CABA «uno cada 30».

«No podemos acompañar nuevas aperturas y perder lo que logramos en estos 5 meses: salvar vidas, que nadie se quede sin atención, cuidado ni ambulancias», sostuvo.

Dijo que no sólo le importa evitar el colapso del sistema sanitario sino que pretende «que se contagie y muera la menor cantidad de gente posible» dado que «el virus todavía nos está ganando».

«No tenemos vacuna ni remedio y eso genera impotencia e incertidumbre. La única forma de cuidarse es tomar distancia, usar barbijos y lavarse las manos», señaló.