Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 25 de junio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Política

Graciela Fernández Meijide: «Los grupos guerrilleros son terroristas».

Graciela Fernández Meijide, activista de Derechos Humanos cuyo hijo Pablo desapareció en una operación gubernamental clandestina durante la dictadura militar, aseguró que los juicios a los militares que fueron retomados en la época kirchnerista tuvieron una intencionalidad política: «Néstor Kirchner fue elegido con el 22% de los votos y necesitaba sectores de la sociedad que lo apoyaran». Y añadió que «se desmereció» a los derechos humanos durante el gobierno anterior «porque eran ignorantes de ignorancia supina».

En esa misma línea, continúo hablando sobre Néstor y Cristina:  «Ni a uno ni al otro les importó nunca el tema de los derechos humanos y nunca tuvieron nada, ninguna participación, ni física ni intelectual, con el tema. Por lo tanto, cuando lo abordaron, lo hicieron desde la mayor ignorancia. Yo creo que, no sé si voy a decir una barbaridad, los Kirchner honestamente no sabían que habíamos entrado en la ESMA [Escuela Superior de Mecánica de la Armada] con la Conadep, es decir, éramos funcionarios del Gobierno, entraba el Estado. Yo creo que se mantuvieron totalmente alejados y cuando les tocó llegar, descubrieron que era un filón que los acercaba a un sector de la sociedad progresista a la cual le interesaba el tema».

Además, habló sobre «Sueños Compartidos«, definiéndolo como «un curro para hacer política y campañas«. Sobre Hebe de Bonafini, dijo que «ser madre de desaparecido no te convierte ni en mejor ni en peor de lo que fuiste. Con suerte, entendés más cosas. No sólo torturaron, juzgaron en la clandestinidad y escondieron los cadáveres, los padres terminamos matando a nuestros hijos, porque un día tuvimos que decir: «No lo busquen más desaparecido, ahora búsquenlo muerto»».

En cuanto a los grupos guerrilleros, los definió como «terroristas», «sobre todo la guerrilla urbana, donde no hay un enfrentamiento con un ejército en un terreno. Por eso, para hacerse notar, o tomaban un cuartel o una comisaría para robar las armas o ponían una bomba. Cuando se pone una bomba, es para causar terror. No se hacen las cosas porque te volviste loco. El hecho en sí es un hecho de terror».

Agregó que busca «que se apliquen las leyes respetando todos los procedimientos de los códigos y que sea igual para todos. No peor para este, porque en este momento este es enemigo político. Si no, terminás haciendo lo mismo que hicieron los arbitrarios dictatoriales, es decir, utilizás la ley según se te da la gana, cuando la ley es para igualar».