Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 20 de octubre, 2020
Política

Macri. «La Vicepresidenta esta conduciendo el gobierno como todos pensamos que iba a suceder».

Dijo que el gobierno del Presidente Fernández «Ha tomado una actitud de miedo mezclado con autoritarismo».

Reapareció Mauricio Macri. Al término de la marcha usó sus redes sociales para decir que “las crecientes movilizaciones pacíficas, el coraje y la convicción de las personas que las acompañan, son la demostración de que a pesar de nuestros problemas actuales tenemos que ser muy optimistas respecto a nuestro futuro”.

En su casa en Acassuso, partido de San Isidro, brindó una entrevista con Todo Noticias

Sobre las marchas en los principales puntos del país expresó que “demuestra la decisión que existe en el pueblo de salir adelante”.

“Tiene que ver con dos cosas: no al atropello y si a la cultura del trabajo”, consideró.

“No era el lugar, uno tiene que expresarse en un lugar neutral, no en la casa de una persona, no hace falta”, sostuvo en referencia al domicilio de Cristina Kichner.

“A partir de 2017, en el Gobierno entramos en una actitud defensiva y perdimos la capacidad de escuchar”, dijo sobre su gestión al periodista Joaquín Morales Solá.

«Lo que más importa ahora es capitalizar los aprendizajes para que Juntos por el Cambio vuelva con más experiencias”, agregó.

“Cuando nosotros llegamos empezamos a encontrar información y descubrimos que el Banco Central no tenía reservas; teníamos deudas de todo tipo con los holdouts, con los jubilados; debíamos pagarle a las provincias reclamos pendientes; nos dimos cuenta que el Estado estaba quebrado”, coninúo.

“Yo podía contar lo que pasaba o expresar un optimismo por lo que se podía lograr y elegí lo segundo. Con el diario del lunes, creo que me equivoqué porque después se sucedieron los esfuerzos y la ciudadanía se fue agotando, especialmente la clase media empezó a sentir que el esfuerzo no terminaba nunca y no era lo que yo había generado”, admitió.

«Tuve que vetar leyes que no ayudaban y ahí ya el modo defensivo me llevó a perder la capacidad de escuchar. Dejé de explicar porqué estaba pasando cada cosa y esa situación hizo que gran parte de la sociedad dijera ‘esto no va más’ y recién recuperé la capacidad de escuchar en las últimas marchas que hice, pero ya era tarde”, dijo.

“El peronismo está secuestrado por Cristina Kirchner, eso significa que está cooptado por la irracionalidad y por eso es muy difícil sentarse a dialogar con ellos”, opinó.

Dijo que no debió «delegar la negociación política, en el ala más política, filoperonista» y al ser consultado por si Morales Solá si se refería a Emilio Monzó y Rogelio Frigerio, contestó: «Si, todo ese grupo».

«Como presidente no debí delegar la negociación política, tanto en la Cámara de Diputados como con los gobernadores y por eso nunca llegamos a los acuerdos que necesitábamos para transformar la Argentina», agregó.

En cuanto a que opina de los meses de gestión del Gobierno del Presidente Fernández los califico “muy dañinos” porque se “ha tomado una actitud de miedo, mezclado con autoritarismo”.

“Todos teníamos la esperanza de que el kirchnerismo volviera habiendo aprendido algo, pero cuando empezó a aumentar impuestos, a no respetar la propiedad privada queriendo expropiar Vicentin, a tomar regulaciones de todo tipo, a dar de baja la ley de economía del conocimiento, al ataque del sistema institucional, eso destruyó la credibilidad”, consideró.

 “La vicepresidenta está conduciendo el Gobierno como todos pensamos que iba a suceder. Tiene una agenda propia en la que ella necesita, bloquear, someter a la Justicia”, opinó.

Y agregó que “ella” se ha dedicado “a perseguirme con las causas como el Correo Argentino y ha logrado que no se respeten los derechos de las partes”.

Reclamó que haya “un peronismo razonable” como el último gobierno de Juan Domingo Perón, como el de Carlos Menem “a quien se le puede cuestionar muchas cosas, pero no había irracionalidad, no se avalaban las tomas de tierras”.

Admitió que el combate contra la pobreza “fue insuficiente”.

“Cuando terminé mi gobierno había la misma cantidad de pobres que lo que recibimos”, agregó.

“Pasé bien este año, reflexionando, la libertad me permitió recuperar tiempo con la familia, fortalecer a Juntos por el Cambio; estoy triste como todos porque veo la destrucción de empleos y de vidas”, dijo sobre su año fuera del poder.

 “Me veo cómodo acompañando a los que tienen vocación de liderazgo y consolidar a esas personas”, sostuvo y nombró a Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, María Eugenia Vidal, Omar de Marchi, Maximiliano Ferraro. “Hay mucho dirigente valioso con ganas de aportar”, señaló.

“Con gente razonable nosotros hacemos un acuerdo en cinco minutos, pero si vamos a soltar cinco mil delincuentes o 500, ahí no podemos acordar. El Gobierno para eso tiene que volver a empezar”, reclamó.S