Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 19 de agosto, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Política

Manifestaciones. Independientes y autoconvocados. La izquierda con sus organizaciones políticas y sociales.

Sus reclamos al Gobierno en el Día de la Independencia

En el marco de la conmemoración del Día de la Independencia, se realizaron distintas protestas políticas opositoras en varios destinos del país.

En la ciudad de Buenos Aires, el punto de encuentro fue en el Obelisco: los manifestantes comenzaron a copar las inmediaciones con banderas celestes y blancas.

La movilización fue impulsada por sectores denominados “independientes y autoconvocados”, que invitaron a reunirse esta tarde en el centro porteño y otras plazas en el interior del país.

Hubo manifestaciones en Mar del Plata, Rosario, Santa Fe, Mendoza y Córdoba, entre otras ciudades. También, un grupo de personas se concentró frente a la Quinta presidencial de Olivos.

La marcha se motorizó a lo largo de los últimos días a través de las redes sociales, bajo la denominación de “banderazo” y con las etiquetas #9J y #YoVoy, entre otras.

Ese llamado fue compartido por diversos referentes opositores. El diputado de Juntos por el Cambio Waldo Wolff, quien confirmó su asistencia a mediados de semana: “Como cada vez que salimos, este #9J estoy”.

El diputado Álvaro de Lamadrid (UCR) subrayó: “Marchar y movilizarse el Día de la Independencia en todas las plazas del país es la consigna para defender la República, la libertad y exigir justicia. Como en cada marcha estamos con la gente que está clara y al frente”.

Por otro lado, militantes de partidos políticos de izquierda marcharon esta tarde hacia la Plaza de Mayo. Esta movilización partió desde la intersección de las esquinas de avenidas de Mayo y 9 de Julio.

A través de un comunicado, los diputados Myriam Bregman, Nicolás del Caño y Alejandro Vilca anunciaron que “desde el PTS, el Frente de Izquierda Unidad y organizaciones políticas, sociales y de trabajadores ocupados y desocupados, marcharemos a Plaza de Mayo para poner sobre la mesa la voz que falta en el marco de la grave crisis que se vive en nuestro país”.

Para estos sectores de la izquierda, la movilización tiene como consignas convocantes “el apoyo a todas las luchas, exigiendo que las centrales sindicales rompan la tregua y convoquen a paro nacional y plan de lucha por todas las demandas del pueblo pobre que cada día ve deteriorase más y más sus condiciones de vida”, según explicó Vilca.

El Movimiento Libres del Sur se concentró en Diagonal Norte y 9 de Julio, para también marchar a la Plaza de Mayo, con consignas contrarias al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Silvia Saravia, dirigente de Libres del Sur y coordinadora nacional del Movimiento Barrios de Pie, también adhirió a la manifestación: “¡Este 9 de julio todxs a Plaza de Mayo! ¡Por la segunda y definitiva independencia! #NoAlFMI #LasEstafasNoSePagan”, publicó en su cuenta de Twitter.

Las agrupaciones del Frente de Izquierda-Unidad (Partido Obrero, PTS, MST e Izquierda Socialista), el Nuevo MAS de Manuela Castañeira, Libres del Sur, Frente Popular Darío Santillán, Marabunta, Movimiento Sin Trabajo Teresa Vive, Movimiento Sur, MTR 12 de Abril y Venceremos-Partido de Trabajadores, entre otras, junto a un grupo agrupaciones sindicales, cuerpos de delegados y organizaciones de desocupados que son críticas de la gestión del Frente de Todos.

Entre las consignas de la movilización, además del rechazo al “ajuste” y el pacto con el FMI, las entidades convocantes plantearon el “apoyo a todas las luchas”, “la exigencia a las centrales sindicales para que rompan la tregua y convoquen a paro nacional” y un “plan de lucha por todas las demandas del pueblo pobre que cada día ve deteriorase más y más sus condiciones de vida”.

La marca de la izquierda tuvo momentos de tensión, ya que coincidió con otra convocatoria opositora a la gestión de Alberto Fernández y que fue impulsada desde las redes sociales.

El malestar y los roces surgieron cuando las primeras columnas de la movilización, encabezada por las agrupaciones políticas, intentaban retirarse de la Plaza de Mayo para dejar ingresar a los manifestantes que provenían desde la 9 de Julio.

De parte del Partido Obrero estuvieron presentes la diputada Romina Del Plá, el legislador porteño Gabriel Solano, el dirigente Néstor Pitrola y Eduardo Belliboni, del Polo Obrero, la agrupación de “trabajadores desocupados” alineada con la organización trotskista.

Celeste Fierro, dirigente del MST-FIT Unidad, cuestionó al Poder Ejecutivo por “hablar de independencia, mientras nos sometemos al FMI”. “Ayer se pagaron 1710 millones de dólares, plata que debería ir para educación, salud y trabajo genuino. Cambiando de figurita en el Ministerio de Economía pero no el proyecto económico, el ‘sueño inconcluso’ de un país soberano del que habló hoy Fernández, sólo queda en discurso”, afirmó en declaraciones públicas.

La ex candidata presidencial por el Nuevo MAS, Manuela Castañeira, caracterizó que “estamos viviendo en el país una crisis económica y política en medio de una fuerte corrida cambiaria”, donde el Gobierno “hasta ahora solo ha atinado a reafirmar el acuerdo con el FMI”. “No son capaces de imponer una medida que afecte las ganancias de los grandes empresarios, de los exportadores e importadores del campo y de la industria y de los bancos, medida que sería fundamental para aumentar significativamente las reservas del BCRA con el objetivo de frenar la devaluación en curso que pulveriza los salarios”, agregó.

Otra de las organizaciones que marcharon fue Política Obrera, la agrupación que encabeza Jorge Altamira.

“Más allá de lo que diga la ministra Batakis, el acuerdo con el FMI saltó por los aires, pero el trío de los Fernández y Massa se empeña ahora en rescatarlo. Después de haber agravado la miseria a millones de familias trabajadoras, se ha producido el estallido político del gobierno. El derrumbe arrastra a todas las fracciones del Frente de Todos, la burocracia sindical y las organizaciones cooptadas por su gobierno”, sostuvo el ex legislador porteño de Política Obrera, Marcelo Ramal , quien reclamó impulsar un “congreso de trabajadores” y la perspectiva de una “huelga general en defensa de todas las reivindicaciones amenazadas por el derrumbe” del Frente de Todos.

El documento suscripto por todas las organizaciones plantea un “programa alternativo e integral de reorganización social, económica y política por parte de la clase trabajadora sobre la base del no pago de la deuda”, que incluye propuestas como “la nacionalización de todo el sistema bancario para evitar la fuga de capitales” y “acabar con el oligopolio privado y establecer el monopolio estatal del comercio exterior bajo control obrero”.