Santo en la Web y en la Red

16 de abril, 2024

PAMI. Encontraron recetas “truchas”. Prestaciones médicas “dudosas” y crítica situación financiera.

Se anunció que se recortaron 90 mil millones de pesos en “gastos políticos e innecesarios”.

El Gobierno anunció que realizó una “auditoría profunda” en el PAMI (Programa de Atención Médica Integral) en la cual se detectaron una serie de irregularidades, entre las que se destacaron la venta de recetas truchas, órdenes para prestaciones médicas “dudosas” y una serie de gastos políticos que generaron un fuerte déficit en el programa estatal.

Así lo informó el Director Ejecutivo de PAMI, Esteban Leguízamo, que señaló en un comunicado que la obra social “es un paciente que está en una situación crítica” pero aseguró que se está trabajando para garantizar las prestaciones.

La dirección ejecutiva de PAMI puso en marcha una serie de relevamientos cuyos resultados preliminares arrojaron que la obra social se encuentra en un estado de alta vulnerabilidad financiera”, dice el escrito oficial.

Desde hace varios meses que PAMI tiene balance presupuestario negativo, pero ha ido saldando ese déficit con ahorros“, agregaron. En esa línea, se advirtió que se optó por “no continuar gastando los ahorros en detrimento de la salud financiera del Instituto” y se redujeron en un 50% los cargos jerárquicos.

El actual titular del PAMI, Esteban Leguízamo.

Además, anunció que se recortaron “90 mil millones de pesos en gastos políticos, gastos innecesarios o en gastos provenientes de la ineficiencia”.

Entre diferentes irregularidades, destacaron “la venta de recetas truchas por parte de algunos profesionales que se aprovechaban de la falta de rigurosidad del sistema”. El vocero presidencial, Manuel Adorni, apuntó contra le gestión del programa durante la presidencia de Alberto Fernández, a cargo de Luana Volnovich, y dijo en conferencia de prensa que cada receta apócrifa era “un remedio menos para un afiliado que lo necesitaba”.

Adorni también informó que el PAMI también sufrió un hackeo del sistema informático “producto de la desidia de las autoridades anteriores” que dejó expuesta una base de datos personales de más de 5 millones de afiliados que quedaron “a merced de criminales y de ser víctimas de estafas telefónicas y otros delitos“.

Seguir leyendo