Santo en la Web y en la Red

24 de febrero, 2024

Sergio Berni. Elogió al gobierno de Milei. Crítica para Verónica Magario.

“Yo me fui al Senado por esto, no voy a permitir que la vicegobernadora cajonee una reforma policial de la manera que lo hizo”.

El exministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, habló sobre el crimen de la hija de 9 años del custodio de Patricia Bullrich

Elogió al Gobierno de Javier Milei por sus iniciativas en materia penal y criticó que Verónica Magario, número 2 de Axel Kicillof, haya archivado un proyecto de reforma policial en diálogo con radio Diez.

“Ahí es donde vienen los problemas. lo hemos plasmado en la ley de reforma policial y ni siquiera nuesto espacio político en la cámara de Senadores en la provincia de Buenos Aires lo quiso discutir, lo cajoneo. Muchos que alzan la voz y hablan de policías locales, después cajonearon el proyecto de reforma policial”,

Berni manifestó que el problema de inseguridad no solo tiene que ver con un tema policial, sino que también parte de la prevención.

Insistió en la necesidad de avanzar con cambios en el funcionamiento de la Policía Bonaerense.

“Yo me fui al Senado por esto, no voy a permitir que la vicegobernadora cajonee una reforma policial de la manera que lo hizo”.

Destacó el proyecto de reforma del Código Procesal Penal, impulsado por el ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona.


“La necesidad de la reforma, en Argentina tiene que ver con reformar por sobre todas las cosas el código de procedimiento en materia penal y la baja de la ley de imputabilidad”

“Celebro que haya gente como el ministro actual que puso en el tapete al problemática que impide que delincuentes de esta calaña estén en libertad. Yo soy más duros que ellos, soy más duro que Milei, mucho más duro que Bullrich, pero no porque estemos haciendo una competencia, porque la realidad exige que un delincuente, si usted no lo previene a tiempo, termina en esto, en el asesinato de una nena de 9 años”

“Celebro que algunos sectores políticos, vistos como ‘extrema derecha’ y ‘mano dura’, pongan en discusión o por lo menos que aborden la problemática desde el punto de vista legislativo. Según mi experiencia, que es mucha, no es difícil terminar con este flagelo. Hablamos de un delito de una precariedad absoluta”

“Celebro que haya un Gobierno que ponga en el tapete el problema y que lo discuta con la responsabilidad que la temática merece. Lo voy a acompañar, soy un promotor”.

M

Seguir leyendo