Santo en la Web y en la Red

16 de abril, 2024

Sin voto electrónico. Decisión de CABA para las elecciones de Octubre.

Se analiza un nuevo sistema de votación con dos urnas diferentes separadas por biombos.

El gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires decidió que no se usará el voto electrónico en las elecciones generales del 22 de octubre luego de la dura advertencia de la jueza María Servini, que aseguró que ese método es “una burla para la ciudadanía” debido a las demoras y largas filas que se registraron.

La posibilidad que se analiza ahora es que la elección se realice con boletas de papel con dos urnas diferentes separadas por biombos, una para cargos nacionales y otra para la elección local.

La jueza federal con competencia electoral realizó una presentación judicial en la que consideró que los porteños votaron “en condiciones denigrantes” en las PASO del 13 de agosto. En esa jornada, utilizaron la boleta tradicional de papel para elegir a las autoridades nacionales y el método electrónico para los cargos locales.

“La experiencia acumulada por la suscripta en más de 30 años como jueza electoral, me obliga a advertir que no pueden realizarse nuevamente y en las mismas condiciones, los comicios del 22 de octubre”, sostuvo la magistrada.

Al respecto, la jueza enumeró varias fallas, como “deficiencias de los dispositivos electrónicos, demoras al momento del escrutinio y la mala preparación del personal técnico“.

Tras la advertencia, el Poder Ejecutivo de la Capital Federal optó por seguir su recomendación. “El IGE (Instituto de Gestión Electoral de la Ciudad de Buenos Aires) ratifica su vocación de trabajar junto a las autoridades judiciales para reconfigurar el sistema de votación para elegir Jefe/a de Gobierno, legisladores/as y miembros de las Juntas Comunales el próximo 22 de octubre“, indicaron en un comunicado.

Por otro lado, manifestaron que las fallas de la votación no habrían tenido que ver con las máquinas sino con otros motivos. Entre ellos, “la concurrencia de los dos instrumentos (electrónico y papel), las demoras en las aperturas de las mesas, el alto ausentismo de autoridades de mesa y la no aplicación del sistema de voto simultáneo que se había aprobado para la ocasión“.

Además, destacó que fueron 251 las máquinas que fallaron, de las que 166 se repararon en el momento y 85 fueron reemplazadas. “Esos casos representan menos del 2% de las más de 14.000 máquinas“, concluyeron.

Seguir leyendo