Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 7 de agosto, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Sin categoría

CASO MALDONADO. A 79 DÍAS DE SU DESAPARICIÓN.

Tras más de dos meses y medio, Santiago Maldonado es buscado después de que se denunciara su desaparición el pasado 1 de agosto, en la ruta 40, a la altura de Pu Lof Cushamen. El hallazgo de un cuerpo en el Río Chubut causó conmoción en la investigación del joven artesano de 28 años, que había estado presente en el desalojo que hizo Gendarmería en el reclamo mapuche por tierras.

En linea con los últimos descubrimientos la familia de Maldonado  brindó una conferencia de prensa en donde no confirmaron si se trataba de Santiago.

«Hasta que no vea si es 100 por ciento el cuerpo de Santiago lo voy a seguir buscando», confirmó Sergio, el hermano de Santiago, aclarando que todavía no pueden estar seguro de que sea él aunque si señaló que «algunas prendas las reconocimos».

Utilizando como vocera a su abogada, Verónica Heredia, se inclinaron por la hipótesis de que el cuerpo fue plantado. «No hay explicación física ni jurídica de por qué antes no se encontró», remarcando en en otras ocasiones el resultado siempre dio negativo.

Cambien pidieron tiempo y respeto a los periodistas. «El hostigamiento que recibimos de parte de todos ustedes, periodistas pueden esperar un poco e informar bien. Y no algunos que empezaron a tirar cualquier cosa. Les pedimos tiempo para decir las cosas como corresponden».

Carrió y su comentario no pasaron desapercibidos y se refirieron al tema destacando que  «no puede decir las barbaridades que dijo, es una falta de respeto».

Puntoseguido tuvo acceso a fotos del cuerpo. El mismo presenta deterioro en su rostro, lleva puesto un sweater marrón con cordones, una bufanda y una campera celeste con capucha. Tiene pelo largo y barba.

La fiscal Silvina Avila solicitó al juez Lleral que la autopsia al cuerpo encontrado en el río Chubut se realice en CABA y que participen de la misma todas las partes querellantes y el único imputado, un integrante de Gendarmería, que se presentó en la causa. Sergio Maldonado, hermano de Santiago, acompañara en el traslado del cuerpo.

Ante este hecho, los candidatos para las elecciones generales del próximo domingo decidieron levantar los actos de cierre de campaña, por respeto a la familia Maldonado. Cambiemos suspendió sus actividades, y Elisa Carrió no aparecerá más en pantalla. Cristina Kirchner, Sergio Massa y Florencio Randazzo también dieron de baja los actos que tenían previstos. Por su parte, el Frente de Izquierda de los Trabajadores levantó su agenda preelectoral y convocó a una marcha en Plaza de Mayo para las 18.

Pocos días después de la desaparición, la Policía de Entre Ríos allanó un barrio de Pueblo General Belgrano porque un camionero dijo haber trasladado a un joven parecido. El primer juez que tuvo la causa, Guido Otranto, ordenó los allanamientos del escuadrón de agentes que participaron del operativo de desalojo: 46 gendarmes (42 de El Bolsón y cuatro de Esquel), de los cuales 31 ingresaron al Lof, en el marco de un operativo más amplio.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, afirmó que «no iba a tirar gendarmes por la ventana», en un informe que brindó ante una comisión del Senado. A fines de agosto, organismos de Derechos Humanos rechazaron trabajar junto al Gobierno, y la fiscal del caso, Silvina Ávila, informó que los mapuches habían impedido realizar un rastrillaje en la zona. Además, se descartó un posible accidente de Maldonado en Chile. Un testigo llamado Matías Santana declaró que vio «con binoculares» cómo el joven era golpeado y trasladado en una camioneta de Gendarmería. Su relato presentó algunas fisuras.

En las investigaciones, la Policía Federal encontró cabellos, una soga y recogió una presunta mancha de sangre y huellas dactilares en móviles de Gendarmería. Tras los resultados negativos de ADN, creció la hipótesis de que Maldonado había sido herido en los márgenes del río. También se desechó la hipótesis de que un puestero de las estancias de Benetton había herido al artesano días antes del desalojo del 1 de agosto.

El 8 de septiembre comenzaron los rastrillajes en el Río Chubut, por orden de Otranto, a lo largo de más de 800 km. Días después el operativo se amplió, y contó con la participación de 370 agentes, buzos tácticos, expertos en diferentes disciplinas y perros de rastreo, pero no se obtuvieron resultados. Posteriormente se encontraron objetos, como mochilas, una carpa y teléfonos celulares, que se creían habían pertenecido a Maldonado.

Trascendió un video donde se pudo ver que los agentes de Gendarmería que habían actuado en ruta 40 del 1 de agosto habían utilizado piedras y hachas, elementos prohibidos por el protocolo en casos de desalojo. Tras los testimonios de los efectivos implicados, uno de ellos reveló que le «había dado un piedrazo» a uno de los encapuchados, y después de los peritajes hechos sobre los más de 70 teléfonos celulares secuestrados, otro admitió haber realizado disparos con balas de goma para ahuyentar a los manifestantes, y que habían escapado por el río.

A mediados de septiembre, la familia de Maldonado recusó a Otranto y pidió que fuera removido. Días después la Cámara Federal admitió la recusación y dispuso la «intervención inmediata» con «dedicación exclusiva» del juez federal 2 de Rawson, Guillermo Lleral. Su primera medida fue comunicarse con el entorno del artesano, algo que Otranto no había hecho. Después de otras pericias a los celulares de los gendarmes, Lleral ordenó un nuevo rastrillaje en el Río Chubut, el tercero, donde buzos de prefectura hallaron un cuerpo sin identificar.

Los jueces Guido Otranto (izquierda) y Guillermo Lleral (derecha).

 

Aunque aún no se ha confirmado oficialmente que se trate de Maldonado, la fiscal Ávila declaró que es «un cuerpo masculino y lleva ropa celeste como la que dijeron los testigos».