Santo en la Web y en la Red

16 de julio, 2024

Crimen del ingeniero. Según la autopsia, la puñalada mortal entró 6 o 7 centímetros y afectó el corazón.

Había salido a ver la luna llena.

La autopsia realizada confirmó que Mariano Barbieri, el ingeniero civil asesinado asalto, murió de una sola puñalada que ingresó entre seis y siete centímetros en el tórax y le afectó el corazón.

La necropsia fue realizada en la morgue judicial del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial de la Nación y estuvo a cargo de la médica legista Cristina Bustos.

Le informó al fiscal de la causa, Marcelo Munilla Lacasa, que la causa de muerte fue un paro cardiorrespiratorio producto de una “hemorragia interna”, provocada por una “lesión de arma blanca en el tórax”.

Detalla que esa puñalada tiene “entre seis y siete centímetros de profundidad” y que afectó “la pleura, el pericardio y la aurícula derecha” del corazón de la víctima.

Un amigo de la víctima aseguró había salido a pasear para “ver la luna” y que seguramente “nunca imaginó que se estaba poniendo en peligro”.

Gonzalo, amigo del ingeniero, dijo además que cree que a Mariano lo apuñalaron antes de quitarle el celular, ya que él “no se hubiera peleado” con el delincuente y le “se lo hubiera dado”.

“Mariano era un distinto, era una persona diferente y estaba muy conectado últimamente con el tema del cosmos, las estrellas y la luna. Los amigos están convencidos de que fue a mirar la luna, las estrellas, que esa noche tenía una connotación especial, no se imaginó nunca que se estaba poniendo en peligro para ver la luna”, agregó,

Contó que “un amigo le había prestado el departamento, que quedaba ahí cerca y él estaba ahí ocasionalmente, temporalmente”.

Seguir leyendo