Santo en la Web y en la Red

23 de julio, 2024

Ex juradores de Vélez. La Justicia los dejó en libertad. Siguen vinculados a la causa de abuso.

Al arquero no lo dejaron salir del país.

Los exjugadores de Vélez acusados de abuso sexual, José Florentín, Braian Cufré y Abiel Osorio en de una audiencia  virtual en la Justicia de Tucumán decidió otorgarles la libertad tras el pedido de los abogados.

Dejarán la prisión domiciliaria en el country en el que están alojados, pero continúan imputados en la causa.

Además, Sebastián Sosa,  que está imputado como partícipe secundario por abuso sexual, solicitó salir del país para volver a jugar al fútbol en Uruguay, pero tras la aparición de nuevos videos que podrían comprometer más su situación, el pedido fue rechazado.

Florentín, Cufré y Osorio deberán fijar un domicilio en el país, presentarse en los Tribunales de Tucumán una vez por mes y no podrán salir del país sin autorización.

Sosa ya estaba en libertad  con ciertas restricciones. Una de ellas es la de poder salir del país, donde tuvo que fijar domicilio.  Debe viajar a Tucumán cada dos semanas.  Su abogado, Ernesto Baaclini, solicitó que le permitan viajar a Montevideo para jugar en un equipo de fútbol.

Se conocieran nuevos videos en las que se ve al arquero salir en dos oportunidades de la habitación donde se encontraba la joven que denunció el abuso sexual, situación que omitió mencionar Sosa en su declaración, aunque com fue indagatoria no está obligado a decir verdad.

Se lo ve sacando una bolsa de color negra que para la querella, tendría todas las latas de cerveza que se consumieron esa noche y otras evidencias cruciales para el caso que desaparecieron. Estos videos no lo favorecieron a la hora de que lo autoricen a trabajar fuera del país.

Veléz apartó a los cuatro jugadores del club cuando se formalizaron las imputaciones. 

Cufré y Florentín están acusados como coautores de abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de dos o más personas. Las penas van desde los ocho hasta los 20 años de cárcel.

Osorio está imputado por abuso sexual con acceso carnal, por lo que se enfrenta a penas que van desde los seis a los 15 años de cárcel.

En cambio Sosa está acusado de abuso sexual agravado en calidad de partícipe secundario. 

Todos  tienen que estar a disposición de la Justicia y presentarse las veces que sean necesarias en Tucumán, hasta que llegue el juicio

Seguir leyendo