Santo en la Web y en la Red

18 de julio, 2024

“Los maté porque me tenían cansado”. Carta del asesino de su mujer y el hijo de ella.

Sostuvo que congeló los cadáveres “para que puedan velarlos”. Después se suicidó.

El hombre que asesinó a su pareja y al hijo de 13 años de ella y luego colocó sus cuerpos dentro del freezer de su casa, tras lo cual se suicidó, dejó una carta.

Confesó que cometió los ataques con una maza porque recibía malos tratos y era “insoportable y estresante” convivir con sus víctimas.

Sostuvo que congeló los cadáveres “para que puedan velarlos”.

“Yo sé que no se justifica lo que hice. Fue una reacción de la cual me arrepiento”, escribió Marcelo Fabián Ene (40) al inicio del texto escrito a mano.

Dijo que estaba “cansado” de llegar del trabajo y tener que hacer las cosas de la casa como “cocinar”, “lavar los platos” o hacer “los mandados”.

“Yo era una mucama acá” y “me llenó los huevos”

“Era algo insoportable y estresante llegar todos los días de trabajar y problemas tras problemas y yo no hacía más nada que trabajar, cocinar y dormir”, señaló Ene.

Se quejó de que su mujer no lo dejaba hablar con sus amigos, tomarse una cerveza o salir con la excusa de hacer “un mandando” porque desconfiaba de la relación que podía tener con la almacenera.

“El jueves exploté”, confesó y detalló cómo cometió los crímenes de su pareja, María Sandra Aguer (53) y del hijo de ella, Thiago Contreras (13).

“Me levanté sin decir nada, agarré el martillo, entré a la pieza sin mediar palabras y le di 10 martillazos en la cabeza y luego fui al futón y le di otros 10 martillazos al pendejo “, a quien acusó de ser “maleducado, prepotente, caprichoso y altanero”, entre otros calificativos.

“Fui un hijo de mil puta. Solo me queda pedir perdón, pero el perdón no arregla lo que hice. No le digan a mi vieja, tírenme al arroyo y listo”, cierra la carta.

Pasó en Olavarría.

Seguir leyendo