Santo en la Web y en la Red

23 de julio, 2024

“Tengo que decirte algo”. El mensaje recibió una mujer antes de ser asesinada.

La víctima tenía 50 años y 5 hijos

Ramona Romero, fue asesinada de un balazo en la cara en su propia casa.

El  sospechoso es un hombre que había conocido a través de las redes y que la acosaba sexualmente.

El cuerpo de la mujer, que tenía 50 años, fue encontrado por su exesposo y padre de sus cinco hijos, quien preocupado porque no podía comunicarse con ella por teléfono, fue a buscarla a su casa.

Los policias fueron recibidos en el domicilio por el hombre, visiblemente conmocionado y en estado de shock. El cuerpo de Ramona estaba tirado en el piso sobre una manta y con una campera tapándole la cabeza.

Tras el femicidio y a raíz de los testimonios, las sospechas rápidamente apuntaron a Franco Antonio, un hombre de 64 años al que la víctima había conocido en las redes.

Al parecer, ambos mantenían una relación de amistad que él insistía en transformar en algo más y ella, sistemáticamente, rechazaba cada uno de sus intentos.

 “Ya sé que no soy tu amor, pero quería hablar con vos. Tengo algo urgente para decirte”, le dijo el acusado.

“Nadie obliga a nadie, pero tengo algo para decirte sí o sí”, afirmó Antonio “Así sea en la puerta, en el portón de tu casa, no es necesario que ingrese a tomar mate ni nada. Quiero decirte dos o tres palabras y nada más”, sumó.

El sospechoso se entregó y quedó detenido, acusado de homicidio, en una causa que instruye la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio 6 de Florencio Varela.

Seguir leyendo