Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 3 de diciembre, 2021
Nota central

6 balazos. Kiosquero asesinado. Una pareja intento robarle. El sujeto 29 años y la menor de edad 15. La víctima tenía 45 años.

El padre del comerciante expresó que le «arruinaron la vida». Pidió que los delincuentes «no salgan mas». El hecho se produjo a 300 metros de una comisaría.

Un kiosquero de 45 años fue asesinado a balazos cuando una pareja de delincuentes armados intentó robarle en su comercio de Ramos Mejía y luego sustrajo un vehículo y una moto para intentar escapar aunque finalmente quedaron detenidos.

Un hombre ingresó a un kiosco ubicado en Avenida de Mayo y Alvarado. La víctima fue identificada como Roberto Sabo, de 45 años y murió casi en el acto y, según los primeros informes médicos, presentaba seis orificios de bala. Fue a 300 metros de una comisaría.

Un testigo fue quien alertó a la Policía cuando el asesino salió del local y se fugó en un Ford Focus color negro, que había sido robado minutos antes y a mano armada a un remisero que se encontraba por la zona.

En medio de la huida, los dos delincuentes que iban en el auto chocaron contra un árbol en el cruce de las calles Saavedra y Alvear, tras lo cual, ingresaron a un supermercado con la intención de simular unas compras y cambiarse la vestimenta para no ser reconocidos.

Los policías fueron alertados minutos después que los mismos sospechosos le robaron la moto a un delivery, por lo que rápidamente iniciaron un operativo cerrojo que finalizó con la detención de la pareja en Avenida de Mayo y Rivadavia.

El operativo también contó con la asistencia de las cámaras de seguridad del municipio que indicaron los movimientos de los asaltantes.

Los detenidos fueron identificados como Leonardo Daniel Suárez (29), con domicilio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), y una adolescente de 15 años, que reside en el barrio Ejército de los Andes, más conocido como Fuerte Apache, en Ciudadela.

Se hallaron cinco teléfonos celulares, dinero en efectivo, un revólver calibre 22 con cuatro vainas intactas y una servida.

Un grupo de vecinos se concentraron frente a la comisaría de Ramos Mejía para pedir justicia por el crimen del kiosquero y mayor medidas de seguridad.

Pedro Sabo, padre de Roberto, aseguró que “le arruinaron la vida” a él y a su familia y pidió que los delincuentes “no salgan más”.

“No sé qué vamos a hacer porque estamos llenos de delincuentes. Mañana voy a ir a trabajar y me van a matar a mi también”, dijo entre lágrimas al canal Todo Noticias.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, se presentó en la comisaría mientras y fue insultado por los vecinos.