Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 3 de diciembre, 2021
Nota central

«Cristina Kirchner es la madre de la derrota». Mariel Fornoni directora de la consultora Management & Fit señaló a la Vicepresidenta como la máxima responsable del mal resultado del Frente de Todos.

Estima que el resultado negativo también afecta al Gobernador Kicillof y al diputado Máximo Kirchner.

La directora de la consultora Management & Fit (M&F), Mariel Fornoni, senaló a la vicepresidenta Cristina Kirchner como “la madre de la derrota” electoral que tuvo el gobierno nacional en 15 provincias, incluida Buenos Aires, el principal bastión político, y la pérdida del quórum propio -por primera vez desde el regreso de la democracia- en la Cámara de Senadores.

La analista política observó de manera crítica la decisión de la principal dirigente del Frente de Todos de anunciar que no estaría presente en el búnker y dejar en soledad a Alberto Fernández para enfrentar la derrota.

En una entrevista con el periodista Luis Novaresio, en el programa Dicho Esto, del canal A24, resaltó que el resultado negativo no sólo la afecta a ella, sino que se extiende al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y a su hijo, el presidente del bloque oficialista en la Cámara baja, Máximo Kirchner.

“La principal madre de la derrota hoy y después de la actitud del otro día fue Cristina, porque tenemos un Presidente que está vaciado de poder, con un liderazgo que está totalmente debilitado mientras tenemos una Vicepresidenta que rompió su piso electoral que era su fuerte, en una coalición de Gobierno donde tampoco termina de tomar las decisiones. Además, viendo algunas cosas que pasan, como su situación judicial, tampoco ha avanzado demasiado”

“Otra derrota que tuvo Cristina fue en vista al 2023. Tanto Axel Kicillof como Máximo Kirchner -a nivel nacional o en la provincia de Buenos Aires- han quedado totalmente debilitados”

“Perdieron los gobernadores, tanto los más ligados al Gobierno como los que no”, remarcó que “en general a ninguno le fue demasiado bien, por lo cual, viendo la situación de Cristina, el peronismo siempre se pone en movimiento, porque el partido va a tener vida después de Cristina y después del kirchnerismo”.

“Creció 20 senadores en los términos de un mandato de seis años: es algo muy fuerte por la representación que tiene en las provincias cuando, históricamente, el Senado fue el fuerte del peronismo”.

“Es un dato muy fuerte y habrá que ver cómo enfrenta Cristina esa situación -más desde lo emocional que desde lo concreto- de tener que buscar el quórum en el Senado. Hoy en día el Frente de Todos no tiene quórum propio, está muy parejo. Se sabe que las voluntades en el Senado van y vienen, por decirlo de alguna manera, pero también es cierto que no es lo mismo para qué lado van y vienen cuando hay un poder que crece y un poder que decrece. Es más fácil encontrar una voluntad cuando vos estás bien que cuando estás mal”

“La elección la perdió el Gobierno, fundamentalmente el oficialismo perdió la elección

“Si vos tenés 66% del país en contra a nivel nacional, que votó a alguna oposición, mayoritariamente Juntos, pero votó a alguna oposición; y tenés 61% que está votando en contra en la provincia de buenos aires y con todo el peronismo unido, estar discutiendo si subió dos puntos o subió un punto en la provincia de Buenos Aires me parece una lectura muy chica. El Frente de Todos había ganado por 14 puntos hace dos años”.

“Pero en esta elección, haber perdido con la candidata que había caído por 14 puntos antes y ahora ganó en la Ciudad de Buenos y, en la provincia de Buenos Aires, con un candidato que se decía que era de la Ciudad de Buenos Aires, como Diego Santilli, haber ganado con esos dos candidatos por la diferencia que ganaron y decir que no crecieron un punto tiene que ver con una cuestión de expectativas, de sentir gusto a poco”

“Hoy la Argentina y los argentinos necesitan certidumbre, porque el principal sentimiento que aflora es la incertidumbre, que genera angustia. Cuando vemos si la Vicepresidenta va o no va, si la alianza y la coalición de Gobierno hacen un discurso en un tono de velorio y por otro lado de festejo cuando ves que perdieron prácticamente todo, genera más incertidumbre a los mercados y a los argentinos”.

“Entiendo esto de querer mostrar una algarabía, pero era más lógico recoger el guante, y decir ‘perdimos, entendemos a los argentinos’