Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 27 de septiembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Nota central

Murió la Reina Isabel II. Tenía 96 años

Estaba con sus familiares en el castillo de Balmoral. Lo anunció la BBC. Su hijo Carlos es el nuevo rey.

LO ÚLTIMO

La monarca Isabel II de Reino Unido falleció A los 96 años y tras 7 décadas de reinado, informó el Palacio de Buckingham.

Más temprano había indicado que los médicos estaban «preocupados por su salud».

La soberana se encontraba bajo observación en Balmoral, su residencia de verano en Escocia, adonde se dirigieron sus nietos e hijos.

Junto a ella estaba príncipe Carlos, de 73 años y heredero del trono. Que con la muerte de su madre se acaba de convertir en rey.

Un conductor de la BBC vestido de negro anunció el fallecimiento a la monarca.

Las banderas en todas las dependencias de Reino Unido están a media asta.

Ya se activó “Operación London Bridge” Puente de Londres” preparado para la muerte de la reina.

El operativo consiste en un despliegue diplomático y ejecutivo de 10 días cuidadosamente planeado.

El cuerpo de la reina será trasladado a Londres en tren. Se espera que el nuevo rey de un discurso por televisión. Y que luego realice un gira.

Se realizará un servicio conmemorativo en la Catedral de San Pablo.

Los parlamentarios y altos funcionarios recibieron un correo electrónico : «Estimados colegas, es con tristeza que les escribo para informarles sobre la muerte de Su Majestad la Reina».

El mensaje se envió a las otras 36 naciones de la Commonwealth, la Mancomunidad de Naciones, donde la reina continuaba sirviendo como figura simbólica.

Esto se realizó junto con un anuncio en las redes sociales y las banderas permanecerán a media asta dentro de los 10 minutos posteriores a la noticia.

Los presentadores de los informativos visten de luto y se suspenderán los programas. Se fusionan las cadenas para dar detalles de la noticia.

El Parlamento será convocado especialmente, habrá varios días de luto y un acto para formalizar el inicio del reinado del príncipe Carlos, hijo de Isabel II y heredero de la corona británica.

Según la operación Puente de Londres, al fallecer la monarca en la residencia de Balmoral, en Escocia, el responso más inmediato tendría lugar en la catedral de Edimburgo, donde se aplicaría otro protocolo, conocido como Operación Unicornio.

Según anticipó el diario Guardian, es probable que su ataúd descanse temporalmente en el Palacio de Holyroodhouse.

También se cree que habrá una procesión ceremonial a lo largo de la Royal Mile hasta la Catedral de San Giles, donde se espera que la familia real asista a un servicio antes de un período de reposo de 24 horas, que estaría abierto al público.

El ataúd será trasladado a la estación Waverley de Edimburgo para viajar en el Royal Train a Londres.

Sería llevada al Palacio de Buckingham antes de la gran procesión ceremonial en Londres prevista para 5 días más tarde.

La reina Isabel II de Gran Bretaña, de 96 años, se encuentra bajo supervisión médica en Balmoral, su residencia de verano en Escocia, después de que los médicos se preocuparan por su salud, informó el Palacio de Buckingham. Los familiares viajaron de urgencia para estar con ella.

«Después de una evaluación adicional esta mañana, los médicos de la reina están preocupados por la salud de Su Majestad y han recomendado que permanezca bajo supervisión médica», dijeron en un comunicado, que reprodujo la cadena pública BBC.

La flamante primera ministra, Liz Truss, escribió de inmediato en su cuenta de Twitter: «Todo el país estará profundamente preocupado por las noticias del Palacio de Buckingham a la hora del almuerzo».

«Mis pensamientos, y los pensamientos de las personas en todo el Reino Unido, están con Su Majestad la Reina y su familia en este momento», añadió la premier.

El príncipe Willimas, nieto de la monarca, viajó solo, su esposa se quedó junto los niños. El príncipe Carlos ya está al lado de su madre. Los otros hijos de la reina ya llegaron también.

El duque y la duquesa de Sussex, Harry y Meghan, que debían asistir e a la ceremonia de los Premios WellChild en Londres, cambiaron sus planes y viajarán a ver a la reina.

El anuncio sobre la salud de Isabel II se conoció después de que la reina se retirara del Consejo Privado y los médicos le aconsejaran que descansara.

El gobierno del Reino Unido tiene todo preparado para lo que sucederá cuando muera la reina Isabel II, en código, es “Operación London Bridge” Puente de Londres”.

El plan implica el trabajo conjunto de varias áreas del Estado e incluye acciones como un megaoperativo de seguridad para controlar la multitud de personas que se acercará a Londres a despedir a la reina, discursos oficiales pautados, una gira del rey Carlos por Gran Bretaña.

La baja de todas las banderas a media asta en diez minutos y un apagón de las redes sociales.

Turistas y británicos se reúnen cada vez en mayores cantidades frente al Palacio de Buckingham, la residencia oficial de la reina, después del parte sobre su delicado estado de salud.

“Es profundamente preocupante escuchar las noticias de hoy del Palacio de Buckingham. Mis pensamientos y oraciones están con Su Majestad la Reina y su familia en este momento preocupante”, expresó en un comunicado el exprimer ministro laborista Tony Blair (1997-2007).

“Hoy no hay ceremonia de cambio de guardia”, anuncia un cartel frente al palacio de Buckingham, poniendo en pausa la tradicional ceremonia después de que se informara que el estado de salud de la reina, en Escocia, es delicado.

La BBC suspende su programación habitual. El canal principal de la televisión pública del Reino Unido, BBC One, suspendió toda la programación regular debido a las noticias sobre la salud de la reina Isabel II. Apenas después de conocido el comunicado del Palacio de Buckingham, BBC One interrumpió su programación para dar la noticia.

Lindsay Hoyle, el presidente de la Cámara de los Comunes, interrumpió un debate sobre la crisis energética en el parlamento para anunciar la noticia y enviar sus mejores deseos al monarca.

Si la reina muere, el operativo consiste en un despliegue diplomático y ejecutivo de 10 días cuidadosamente planeado.

Los preparativos prevén que todas las banderas del gobierno deben bajarse a media asta en diez minutos después del deceso, y acto seguido, una alocución en televisión del príncipe Carlos -primero en la línea para acceder al trono-, quien también se embarcará en una gira por el Reino Unido. Mientras tanto, se realizará un servicio conmemorativo en la Catedral de San Pablo.

Si el fallecimiento de la reina ocurriera mientras se encuentra en Escocia, su cuerpo sería llevado a Londres en tren.

Está previsto que miles de personas la esperen cerca de las vías para homenajearla durante el paso del convoy.

Cuando suceda el médico le avisa al secretario, quien es encargado de llamar en este caso a la primer ministra.