Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 28 de junio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Espectáculos

Donald. «Tengo un Parkinson galopante amigos y cuando empiezo a temblar me cuesta parar».

«Mientras tenga un hilo de voz para cantar, y flexibilidad en los dedos para tocar la guitarra, seguiré en la palestra».

El cantautor Donald McCluskey, más conocido como “Donald”, publicó una sentida carta en la que anunció públicamente que sufre de Parkinson.

El músico de 75 años, que alcanzó su mayor popularidad en las décadas del ‘60 y ‘70 con canciones como «Tiritando» y «En una playa junto al mar», compartió en su cuenta de Facebook un texto en el que contó cómo vive este difícil momento de su vida.

Tengo un Parkinson galopante amigos y cuando empiezo a temblar me cuesta parar. Le presento batalla día a día, apelando incluso a terapias alternativas que alivian ‘lo quiero vencer’, pero noto que pese a mi resistencia, el mal no cede y no se da por vencido”, comenzó diciendo.

Gracias a Dios, a la Virgen, a Jesús y a la Ciencia, existe un medicamento que calma, que aquieta, que apacigua, disminuye y hasta hace desaparecer por completo los temblores”, prosiguió.

«Estar sentado en paz, contento, tocando la guitarra cantando, ya sea sobre una banqueta en un escenario, o en un sillón de casa, en ambientes amables, amigables (despojados de estrés, enojos, tristeza y/o angustia), me provoca gran alegría”, dijo, sin embargo señaló que «la pálida aparece cuando me paro o me pongo en movimiento».

En ese sentido, detalló: «Para desplazarme debo hacerlo agarrándome de lo que encuentre a mano, con extrema lentitud y sin caerme, aunque tomando seriamente en cuenta, el peligro que significa moverme así, debido a la posibilidad de marearme, caerme y de lastimarme con el porrazo”.

“No solo el temblequeo, amigos, es lo feo del Parkinson. Además de ese fastidioso síntoma visible e inocultable en mi dedo pulgar izquierdo, aparecen otros signos notorios y muy incómodos como ser la rigidez y la lentitud”, describió.

El cantante reconoció que fueron las “valientes declaraciones” de Esteban Bullrich y Javier Lombardo sobre su lucha contra las enfermedades neurológicas que les diagnosticaron, lo que hizo que decidiera contar su propia lucha.

Por otro lado, manifestó: “Sandro cantó hasta el último de sus días, y su gesto valiente y generoso, lo aplaudo vivamente. Sé, amigos, que mientras tenga un hilo de voz para cantar, y flexibilidad en los dedos para tocar la guitarra, seguiré en la palestra y nada ni nadie lo podrá impedir ni evitar, al menos eso es lo que me propongo hacer”.

Además, expresó que antes de que comenzara la pandemia de Covid-19 quería realizar una gira por todo el país. «Vino el aislamiento, el sedentarismo, la tristeza inesperada que me generó el fallecimiento de mi hermana menor Patricia, que desencadenó se manifestara esto que llevo adentro, desde quien sabe cuando”.

Por último, aseguró que «hay cosas peores que el Parkinson en el mundo», como el odio y la guerra.

En mi caso, al dichoso Parkinson no le voy a permitir que me robe el alma. ¡Por supuesto que no! Podrá meterse con mi cuerpo, pero no con mi espíritu y mi vida, que está solo en las manos de Dios bendito«, concluyó.

SEGUIR LEYENDO.