Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 17 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Espectáculos

Graciela Alfano. «Fui una reverenda hija de puta».

«Era diva, era bastante egoísta, pisaba porque cuando uno quiere llegar pisa y no le importa lo que le pasa al otro».

Graciela Alfano se refirió a su pasado cuando tenía mala fama por su carácter fuerte, distinto al que tiene hoy. Como su programa se realiza en el mismo edificio que Mañanisimas, aprovechó para saludar a Carmen Barbieri y equipo, quien no desperdició la oportunidad de preguntarle por su vida personal y sentimental.

La actriz y columnista confesó que está en pareja con un señor al que conoció en un supermercado, pero, para sorpresa de todos, hizo importantes declaraciones sobre su pasado.

“No siempre fui así”.

“Fui una reverenda hija de puta. Era insoportable. ¡Decí la verdad Carmen! Era Diva, era bastante egoísta, pisaba porque cuando uno quiere llegar pisa y no le importa lo que le pasa al otro. Entonces, en un momento tenía a todo el mundo en mi contra”. Aseguró.

Y continuó “Esto es para que aprendan. Fue horrendo y me plantee: O todo el mundo me odia y hay una conspiración, lo cual es imposible, porque no todos pueden conspirar juntos o algo tengo que cambiar”.

Y luego dio detalles de cómo hizo para cambiar “Empecé a hacer un trabajo profundo, de coaching especialmente para mi trabajo y entonces descubrí que, por historias mías, por mi infancia y lo que fuera, por tener que sobrevivir, me había hecho una persona muy encerrada en mí misma”

“De esa forma lo único que quería era objetivos, está bien, pero mientras se consiguen hay que tratar bien, ser amable y ayudar que es lo más importante. En este momento me encanta ayudar a todos y es lo que me hace muy feliz”, concluyó Alfano.

EN ESTA NOTA: Graciela Alfano