Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 7 de diciembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Espectáculos

L-gante. Su padre contó porqué se distanciaron. «Me dieron ganas de hablar».

“No tienen que hablar de mí, primero porque no tienen nada que hablar y segundo, con ese desprecio».

Miguel Ángel Prosi, padre del cantante de cumbia L-Gante, habló por primera vez públicamente sobre su vínculo y explicó por qué y cuándo fue la última vez que se vieron.

A través de un breve contacto con la cuenta de Instagram LiveTvOk, que fue replicado por el programa Socios del Espectáculo, mencionó el motivo por el cual no tuvo más relación con Claudia Valenzuela, quien crío sola al músico -cuyo verdadero nombre es Elián Valenzuela- desde sus cuatro años.

Mi vínculo con Elián… A partir de los 5 años ya no lo vi más. Nos comunicamos por última vez por WhatsApp el día de mi cumpleaños, el 2 de julio. Me mandó un saludo, diciendo que ya nos vamos a ver, pero nada más”, aseguró el hombre.

Con la madre sí yo tengo un vínculo más cercano. Hablamos, pero no hablamos de Elián, precisamente”, manifestó. “Una vez a Elián lo fui a visitar a la casa y estaba la madre con una pareja. En ese momento era la pareja de ella y Elián le dijo ‘papá’. Él ya tendría 4 o 5 años. Le comunico a la madre que me parecía que quería que hiciera el papel de payaso”, contó.

Después se rompió el vínculo con la madre y ella un tiempo me lo llevó a casa en la que yo vivía en Merlo. Después no lo llevó más y se rompió el vínculo”, expresó Miguel Ángel.

Y sobre las duras declaraciones del cantante sobre él, explicó: Sí, Las escuché. Eso es un tema. Me dio ganas de hablar y yo no soy hablar. Y ese desprecio… No sé cómo dijo si ‘ese hombre’ o ‘ese tipo’. Fue mal, con desprecio. Ahí fue mi enojo”.

No tienen que hablar de mí, primero porque no tienen nada que hablar y segundo, con ese desprecio. Ahí me di cuenta que la madre me estaba falseando y no lo llamé más y tampoco él me llamó. Eso me hizo sentir mal. Más que ofendido, dolido, concluyó el padre biológico del creador de la Cumbia 420.

SEGUIR LEYENDO.