Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
jueves 29 de septiembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Espectáculos

Pinky. Raúl Lavié, «Yo con 85 años tengo ganas de empezar de nuevo y ella con casi la misma edad quiere terminarla».

«Ya está afuera de nuestras manos no quiere salir de su casa».

Raúl Lavié habló del estado de salud y el presente de Pinky, en una entrevista brindada a “Mitre Live”. Comentó que está muy preocupado sobre cómo se encuentra Lidia Satragno, conocida popularmente como Pinky.

“Ella está en su mundo, pienso que está bien porque cuando la gente de pronto está pensando en otras cosas o no piensa en la realidad sino que está disfrutando de otra manera su pasado, no sé qué pasará por su cabecita…yo creo que ahí está, por lo menos cuidada por mi hijo y la gente que la quiere. Eso es lo único que realmente me importa, que tenga una tranquilidad”, comenzó Lavié su expareja, padre de sus hijos Leonardo y Gastón.

Y agregó que: “Ya está fuera de nuestras manos, no quiere salir de su casa y son cosas que uno no entiende, pero respeto mucho y espero que esté bien”.

También comentó cómo transitó la pandemia y aseguró que: “No, no, hay mucha gente que eso no la afectó. Tal vez le haya afectado otra cosa y es el destino que tenemos los mortales: yo con 85 años tengo ganas de empezar de nuevo y ella con casi mi misma edad quiere terminarla. Cada uno debe respetar los llamados del cuerpo, la mente y del espíritu”.

Asimismo, en septiembre del año pasado, su hijo Gastón brindó una entrevista a Teleshow y comentó que: “Ella está en cama desde hace tiempo y sabe lo que tiene. Realmente la pandemia a los ancianos los ha dejado muy de lado. Yo cuido a mi mamá desde hace años y no tengo ayuda de ningún tipo, salvo determinados amigos y la familia misma. Yo no cuento absolutamente con nadie siendo mi mamá Pinky. Ni me quiero imaginar la gente que no es Pinky como la debe estar pasando”, había lamentado. “Durante ese tiempo no pudimos hacerles análisis y no pudo tener la revisión que necesitaba. Mi mamá tiene 85 años y terminó postrada porque no se le pudieron realizar controles debido a que no se podía ir a los hospitales”, cerró aquella entrevista