Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 7 de agosto, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Felipe y Letizia Reyes de España. Fiesta en el Palacio Real de Mallorca con 400 invitados.

También estuvo presente la Reina emerita Sofia. Hombres de traje. Mujeres con vestido corto.

Los micros traspasaron la puerta de entrada de Marivent, el palacio de la familia Real en Mallorca.

Por primera vez, la recepción de la sociedad civil balear se celebró en la residencia de veraneo de los Reyes, la apertura del palacio al pueblo.

En la explanada frente a la construcción, que ahora habita Doña Sofía en solitario los Reyes se instalan en Son Vent, otro de los edificios del complejo, 16 mesas con mantel blanco esperaban a los invitados.

Allí aparecieron Don Felipe y Doña Letizia para dar la bienvenida a los más de 400 invitados a esta ceremonia que se organiza por séptimo año y ya sin restricciones tras el parón por el Covid.

Los Reyes quisieron retomar la cita con un cambio: hacerlo en Marivent en lugar de La Almudaina.

Como todos los años, los primeros en saludar a Don Felipe y Doña Letizia fueron las autoridades.

No faltaron grandes empresarios de la isla, representantes de los sindicatos, del turismo y del mundo de la cultura.

Hubo también invitaciones para personalidades de la ciencia, organizaciones sociales, fundaciones, deportistas, músicos, cocineros, sanitarios, religiosos.

La Casa también contó con miembros de la aristocracia balear, que se mezclaron con personal de protección civil y diseñadores locales.

El grueso de los asistentes debuta cada año en esta recepción para poder así recibir al mayor número de personas.

Con el paso de los años, la cita ha aumentado en invitados, de los 200 del primer año a los 600 de 2019, en una muestra de la decisión de la Casa Real de poder acoger en Palacio al mayor número de personas posibles. Este jueves se esperaban más de 400.

Todos degustaron un cóctel servido por Santi Taura, uno de los cocineros más renombrados de Baleares y que diseñó el menú. La persona encargada de dar de comer varía cada año, por decisión del Rey.

Comenzó con el besamanos que se alargó durante varios minutos. Don Felipe y Doña Letizia eran los anfitriones y la Reina Sofía se sumó a ellos en la línea de saludos, colocándose a la izquierda de Doña Letizia.

La invitación a la recepción indicaba que los hombres debían ir con traje y las mujeres con vestido corto.

Don Felipe volvió a lucir corbata pese a los 29 grados de temperatura con una humedad del 65% que había en Marivent.

La Reina Letizia un vestido coral estampado en verde y los hombros al aire de la diseñadora ibicenca Charo Ruiz.

Doña Sofía por un pantalón gris y una blusa.

SEGUIR LEYENDO…