Santo en la Web y en la Red

23 de julio, 2024

Juan Carlos rey emérito de España. Charló con unos niños y nada con la prensa.

Solo sale a navegar.

Juan Carlos el rey emérito desde que llegó a España mantiene el bajo perfil, sin apariciones públicas en el club náutico que preside su amigo y anfitrión Pedro Campos.

De el chalé familiar en Sanxenxo donde se instala cada vez que viaja va a donde se encuentra amarrado el Bribón. Ida y vuelta sin paradas en ninguno de los restaurantes referidos, como es A Centoleira o Peixoto.

Salió a navegar como parte del entrenamiento de la XXIV Regata Hotel Carlos I Silgar, destinada a las clases Cruceros ORC, Open y 6 Metros en aguas de la ría de Pontevedra.

El emérito disfrutó de tres horas en el mar junto a los amigos que, además de formar parte de la tripulación, son el grupo compacto gallego con los que se relaciona el monarca.

La relación con la prensa es nula.

Tuvo un encuentro con un grupo de niños de la escuela de vela del club, que tenían clase. Se acercaron al Bribón y estuvieron de charla.


“Nos acercamos en la neumática y los niños le saludaron. El Rey les preguntó cuánto tiempo llevaban navegando y si les gustaba este deporte. Después le enseñaron varios de los nudos marineros que habían hecho”, contó a la Revista Vanitatisis la profesara.

Para el grupo de niños fue toda una experiencia esa charla con el ex jefe del Estado que los periodistas no han podido tener, ni tan siquiera para preguntar cómo se encuentra.

Seguir leyendo