Santo en la Web y en la Red

2 de octubre, 2023

Colombia. La justicia analiza proteger hornos en los que paramilitares quemaron cadáveres.

Fue tras la confesión de uno de ellos.

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de Colombia, creada por los acuerdos de 2016 con las FARC, anunció que estudia la posibilidad de decretar una orden de protección de los hornos crematorios utilizados por los grupos paramilitares para desaparecer los cuerpos de sus víctimas.

“Luego de proferir diversas órdenes y decretar pruebas, la Sección de Ausencia de Reconocimiento estudiará las solicitudes que buscan proteger un predio del corregimiento de Juan Frío, en Villa del Rosario, así como otro predio en el corregimiento de Banco de Arenas, Puerto Santander, en Norte de Santander”, sostiene el comunicado de la JEP.

El ex paramilitar Salvatore Mancuso confesó que su organización, entre otras, decidió utilizar hornos en los que se elaboraban ladrillos, ubicados en esas poblaciones del noreste del país, para incinerar los cuerpos con el propósito de ocultar la gravedad de sus matanzas.

“Tuve vergüenza, dolor y rabia por lo qué pasó en este lugar y de verlo en abandono, cuando debía ser camposanto. La Cancillería hizo una primera recuperación para el acto de hoy, pero no es suficiente. Con los abogados vamos a pedir medidas cautelares ante la JEP. Este debe ser un mausoleo, un lugar de memoria, recuerdo y homenaje a las víctimas”, dijo Mancuso.

Mancuso declaró en una de las llamadas “audiencias de la verdad” que realiza la JEP -y en la que militares y paramilitares pueden confesar a cambio de beneficios en sus condenas.

Seguir leyendo