Santo en la Web y en la Red

19 de mayo, 2024

Más de 4 millones de personas festejaron. Final con enfrentamientos con la policía. 21 efectivos con lesiones. 30 heridos y 14 detenidos.

Pésima organización. Los jugadores no pudieron llegar al Obelisco. Algunos pudieron ver la histórica movilización desde helicópteros.

Una serie de incidentes se produjeron en los alrededores del Obelisco en el centro porteño entre la Policía de la Ciudad y algunos simpatizantes, donde se realizaron los festejos por la llegada de la Selección Argentina tras ganar el Mundial Qatar 2022.

Fuentes policiales informaron que hay al menos 14 detenidos y 21 efectivos y bomberos heridos. También se registraron más de 30 personas con lesiones de distinto grado en diferentes puntos donde se desarrollaron las celebraciones.

Los policías intentaban desalojar a los sujetos que estaban dentro del Obelisco, cuando la mayoría de la gente ya se había retirado del lugar.
Algunos arrojaron piedras y botellas contra los uniformados y estos a su vez respondieron disparando balas de goma.

La Guardia de Infantería y los Bomberos intentaron bajar a dos hombres que habían ingresado al histórico Monumento nuevamente, y otros manifestantes los atacaron. Una mujer alcoholizada recibió un botellazo en la cabeza, se resistió a ser atendida por personal de SAME y agredió a los médicos.

Por otro lado, en la zona de la calle Lima algunos sujetos rompieron vidrieras de comercios y los saquearon.

Alrededor de cinco millones de personas salieron a las calles para recibir al plantel encabezado por el capitán Lionel Messi y el entrenador, Lionel Scaloni, que partieron en caravana desde el predio de la AFA en Ezeiza.

Un total de 31 personas resultaron heridas y se recibieron 511 pedidos de asistencia por personas accidentadas o descompensadas, atendidas en el lugar.

“La mayoría de los heridos fueron derivados a distintos hospitales de la Ciudad, como el Fernández, Ramos Mejía, Rivadavia, Durand y Argerich, todos politraumatizados, pero ninguno grave”, dijo Alberto Crescenti, titular del SAME, en diálogo con Radio Rivadavia.

Asimismo, señaló que “muchos se golpearon al caerse de algún techo o una columna de alumbrado, otros sufrieron crisis convulsivas o lipotimias”, en este último caso por la temperatura, que llegó a 30 grados.

Uno de los momentos de mayor tensión se vivió cuando en medio de la caravana dos personas se tiraron de un puente al micro descapotado, donde estaban los jugadores.

Dos hombres se arrojaron desde uno de los puentes que cruza la Autopista Ricchieri. Uno de ellos cayó dentro del micro, a pocos centímetros de Messi y la Copa del Mundo, pero el otro golpeó contra la parte trasera del mismo y terminó en el asfalto, resultando herido.

Este hecho provocó que se decidiera suspender la marcha del micro que llevaba a los campeones del mundo hacia el centro porteño y se determinó que fueran traslados en helicópteros nuevamente hacia Ezeiza.

Por otro lado, hubo incidentes en varios puntos de la Ciudad, especialmente robo de neumáticos, daños a semáforos y columnas de iluminación. También hubo problemas en la traza del metrobus, sobre la avenida 9 de Julio, donde los hinchas rompieron techos y otros elementos.

SEGUIR LEYENDO.

Seguir leyendo