Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
jueves 1 de octubre, 2020
Info

MURIÓ SOLANGE. La joven enferma de cáncer que no pude despedirse de su padre.

«Lo que le han hecho es humillante y doloroso», escribió en su última carta.

Solange Musse, la joven enferma de cáncer a la que su padre que había viajado desde Neuquén no pudo ver, debido a restricciones sanitarias por la pandemia de coronavirus, falleció en el Sanatorio Allende de Córdoba.

Pablo Musse, su padre, había contado que llegó hasta el puesto de control sanitario de Huinca Renancó, en el límite sur de Córdoba. Allí, le dijeron que no podría seguir sin presentar un certificado con el hisopado con resultado negativo.

Luego de difundirse la noticia, Solange difundió una carta en la que expresaba su dolor por no poder ver a su padre. «Lo que han hecho con mi padre y mi tía es inhumano, humillante y muy doloroso. Siento tanta impotencia de que sean arrebatados los derechos de mi padre para verme y a mí para verlo. (…) Acuérdense, hasta mi último suspiro tengo mis derechos, nadie va a arrebatar eso en mi persona», comenzó diciendo.

“Ansiaba ver a mi tía y a mi papá. Estoy muy triste por todo lo que les hicieron. Los trataron como si fuesen delincuentes. Espero que esto que le pasó a mi familia no le suceda a nadie más”, agregó en otro párrafo del escrito.

Pablo y Solange no se veían desde marzo, cuando se implementó el aislamiento social preventivo y obligatorio en el país. La joven, de 35 años, había empeorado en los últimos días y su padre lo sabía. Según trascendió, el cáncer de mama ya estaba en estadio 4, y había hecho metástasis en huesos, pulmón e hígado.

«Pasé por La Pampa, me paró la Policía y Gendamería, y no tuve ningún tipo de problema. Llegué a Huinca Renancó, me tomaron los datos y me realizaron el test serológico», había dicho Pablo en aquel momento.

El hombre fue sometido a dos test que arrojaron resultado «dudoso». El padre de Solange había instalado la aplicación que exige la Provincia para informar por donde estaba circulando, pero le pidieron los resultados de un hisopado negativo con una vigencia máxima de 48 horas. En ese momento, le comentó a las autoridades que no podía pagar ese estudio ($8 mil por persona). Por esa razón, lo enviaron de regreso a su ciudad de origen.

Pablo viajaba con su cuñada, quien padece una discapacidad motriz y tiene domicilio en Alta Gracia pero que, en el momento en que se declaró la cuarentena obligatoria, estaba en Neuquén.

“El resultado mio dio negativo. Mi hija falleció y no la pude ver», dijo en un breve audio que le envió a Cadena 3.

SEGUIR LEYENDO.