Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 4 de diciembre, 2021
Info

Princesa Leonor de España. No se sabe si fue a una fiesta «queer».

Se hizo en el colegio que estudia y tuvo cabaret y una versión light de striptease.

Princesa Leonor (15) no pudo acudir a la celebración de la Fiesta Nacional del 12 de octubre, pero quizás sí pudo estar en la fiesta ‘queer’ que se organizó ese fin de semana en el prestigioso instituto al que acude en Gales.

El UWC Atlantic, centro en el que cursa 1º de Bachillerato a razón de 33.250 euros al año, quiso reconocer y celebrar la diversidad de sus alumnos con un baile en el que hubo, entre otras actividades que se desconocen, cabaret y una versión light de striptease.

La presencia de la Princesa no está confirmada, pero sí el hecho de que estuviera en el centro, pues se decidió que no viajase a España por las medidas sanitarias del colegio.

El término queer, como explica el propio UWC Atlantic, es un «concepto que engloba a todas las minorías sexuales y de género que no se identifican como heterosexuales y cisgénero».

Es decir, que abarca mucho más allá de la homosexualidad o las identidades de género tradicionales. La razón por la que el UWC decidió celebrar esa fiesta en ese momento determinado, fue por una reciente encuesta entre sus alumnos que aseguraba que el 32% se identificaba como queer y que un 13% se lo había planteado en algún momento de su vida.

Hubo una actuación similar a la de un cabaret y un desfile por el que van pasando los distintos alumnos y en el que manifiestan como quieren.

También los hay quienes piden, con una inscripción en su espalda, que no se les sexualice.

La razón por la que la Princesa Leonor no pudo acudir a los festejos del 12 de octubre no fue, sin embargo, el hecho de preferir ir a esta fiesta queer. El UWC Atlantic tiene una estricta política de asistencia que no hace excepciones ni siquiera con miembros de la monarquía, por lo que la Casa Real debía elegir el evento al que iba a acudir la heredera al trono.

Todo ello se ha complicado, además, por las restricciones del coronavirus, pues si hubiese estado el fin de semana pasado habría tenido que realizar una cuarentena.