Santo en la Web y en la Red

23 de julio, 2024

Reina Isabel II. La solemne promesa que mantuvo hasta su muerte durante más de 70 años.

Hasta último momento cumplió con sus deberes oficiales.

Los ciudadanos británicos y los fans de la realeza de todo el planeta se preparan para conmemorar el primer aniversario de la muerte de Isabel II.

La difunta reina pasó a la historia por las siete décadas que ocupó el trono de su país y por su abnegado servicio.

Fue generalizada la admiración y la sorpresa por el hecho de que, tan solo dos días antes de su muerte, la monarca apareciera de pie cumpliendo con sus deberes oficiales.

Pero su determinación para llevar a cabo el acto ceremonial a pesar de su débil salud parece remontarse a una emotiva promesa que hizo en su 21 cumpleaños y que nunca rompió.

Aquel 21 de abril de 1947, la reina, que entonces era la princesa Isabel, estaba de gira por Sudáfrica con sus padres y su hermana menor, la princesa Margarita.

Para conmemorar su histórico cumpleaños, pronunció un discurso por radio desde Ciudad del Cabo, que se retransmitió a toda la Commonwealth.

La joven royal agradeció a la gente sus felicitaciones y habló con cariño de su estancia en Sudáfrica. Al final de su discurso, hizo una importante promesa: “Declaro ante todos vosotros que toda mi vida, sea larga o corta, estará dedicada a vuestro servicio y al servicio de nuestra gran familia imperial a la que todos pertenecemos”.

Cinco años después de pronunciar estas palabras, Isabel se convirtió en reina y las pruebas demuestran que fue una promesa cumplida hasta el final.

Las imágenes de Isabel II y la entonces primera ministra fueron sus últimas fotos.

Seguir leyendo