Santo en la Web y en la Red

18 de mayo, 2024

Reina Máxima. Conquista Grecia con un vestido floral de 2.250 euros.

Pertenece a la casa de alta costura italiana Dolce & Gabbana

Las Casas Reales europeas llevan semanas oficialmente de vacaciones. Máxima y Guillermo Alejandro de lo Países Bajos se han trasladaron a la isla griega de Spetses para disfrutar de la temporada estival junto a sus hijas, Amelia, Alexia y Ariadne.

La mansión valorada en 4 millones de euros. La familia real la adquirió en 2012 frente al mar Egeo.

La reina de los Países Bajos realizó una inesperada aparición en las redes sociales, pero de resultado viral. Un usuario de Twitter compartía un vídeo dentro de la galería Akroproro, en el que podíamos verla visitando la última exposición de Eugenie Livanos acompañada por dos de sus hijas.



Las imágenes se difundían por Internet a la velocidad de la luz y, una vez más, se debía en parte a la elección estilística de Máxima de Holanda para tal evento artístico.

La esposa de Guillermo Alejandro era grabada con un diseño midi de estampación floral de claves en tonalidades vivas y base en color naranja que no solo conquistaba por su capacidad de resaltar el bronceado y figura de la royal, sino que también sorprendía a los cibernautas cuando conocían su precio y firma.

Pertenece a la casa de alta costura italiana Dolce & Gabbana. A pesar de que el modelo está agotado en todas las webs de venta online de lujo, sus prendas similares alcanzan el precio de 2.250 euros.

Ariane y Alexia de Holanda optaron por dos apuestas fashion minimalistas y discretas, alejadas del estilo de su madre

Muchos de los seguidores de la familia real de los Países Bajos se han extrañado ante la ausencia de Amalia en el evento, ya que la heredera al otoño también se encuentra en la isla de 27 kilómetros cuadrados y ubicada a tres horas de Atenas.

Allí las neerlandesas han coincidido con los royals helénicos. Ana María de Grecia, Pablo y Marie Chantal están allí con toda su troupe, tal y como prueba el posado de sus hijos.

La primogénita de Guillermo Alejandro ha optado por la discreción. La última vez que se la vio fue durante la boda del príncipe Ferdinand zu Schwarzenberg y Marie Friling en Attrese, donde rescató su look del enlace de los príncipes Hussein y Rajwa.

Seguir leyendo