Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
jueves 29 de septiembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Se equivocaron de «deudor» y lo mataron. Impacto en el tórax.

Narcos realizaban «cobranzas» por la venta de drogas. La víctima no pertenecía al grupo de «vendedores» que tenían que pagar

Un hombre de 49 años fue asesinado de un balazo en el tórax en la puerta de su casa en San Nicolás.

Los investigadores sospechan que los homicidas lo confundieron con otra persona a la que le habían ido a «cobrar» una deuda por drogas.

El hecho ocurrió cuando Pablo Javier González, regresaba junto a su madre.

3 hombres a bordo de un Fiat de color verde agua llegaron al barrio y se dirigieron a una casa en busca de una persona que no estaba.

Los delincuentes estaban realizando «cobranzas» por deudas de venta de cocaína y, en ese marco, amenazaron al hermano del supuesto deudor con que lo iban a «matar» si no les pagaba.

El grupo salió del lugar en el auto pero a una cuadra y media se cruzaron con González, quien en la esquina se había despedido de su madre y se dirigió caminado a su casa.

Desde adentro del rodado, uno de los ocupantes efectuó tres disparos, uno de los cuales impactó en González.

El hombre cayó al piso gravemente herido y fue trasladado de urgencia al hospital San Felipe. Murió a las pocas horas.

La autopsia que determinó que la bala ingresó por el lado izquierdo y quedó alojada en el omóplato derecho, y el análisis del celular de la víctima.

En el lugar del hecho los efectivos secuestraron tres casquillos de calibre 9 milímetros.

Los investigadores descartaron que González tenga relación con la venta o compra de drogas, por lo que sospechan que los asesinos lo confundieron con un «deudor».

Se buscaba a dos hermanos mellizos con antecedentes penales como principales sospechosos de haber participado en el homicidio.

Tras un allanamiento en su domicilio, los efectivos comprobaron que ya no estaban, por lo que esta noche continuaban prófugos.