Santo en la Web y en la Red

8 de diciembre, 2023

Carlos III. La comida que prohibió en el menú de la cena de gala en Versalles.

Gran operativo de seguridad en su visita a Francia.

Una unidad militar especializada en ataques terroristas está de servicio junto con 8.000 agentes de policía durante la visita de Estado de los reyes Carlos y Camila a Francia que se desarrollará entre París y Burdeos.

No en vano, el ministro del Interior francés declaró que se ha puesto en marcha una “operación de seguridad sin precedentes” tras la cancelación del viaje real el pasado mes de marzo por la amenaza de violencia a causa de las protestas contra la reforma de las pensiones del presidente Macron.

El monarca británico y su esposa tendrán una cena de gala en el palacio de Versalles.

Según han asegurado fuentes del Gobierno francés, este banquete “debe reflejar la excelencia de la cocina francesa, honrando al mismo tiempo la creatividad y la tradición de nuestra gastronomía”.

El menú, que lleva meses elaborándose, ha sido aprobado tanto por Buckingham como por el Elíseo para satisfacer los paladares de la pareja real, así como del presidente Emmanuel Macron y su esposa Brigitte.

Los invitados cenarán en el prestigioso Salón de los Espejos, donde se servirán los distintos platos en porcelana de Sèvres.

Sin embargo, ha habido un significativo veto en la lista de ingredientes que se usarán en la cena. El soberano ha prohibido el uso del célebre foie gras galo, pese a que es una materia prima clave para los tres prestigiosos chefs que han diseñado el menú.

Concienciado ecologista, Carlos III ha prohibido el foie gras en sus residencias británicas, por lo que no hay posibilidad de que lo coma en Francia.

Esto es debido a que este alimento se obtiene de una forma especialmente cruel ya que se elabora alimentando a la fuerza a patos o gansos hasta que se les hincha el hígado.

Según el Elíseo, el monarca tampoco quiere espárragos fuera de temporada, pero en cambio no faltarán los hongos, que son las favoritas de Carlos y Camila, ya que les recuerdan a la difunta reina Isabel II, que era muy aficionada a ellos.

Este menú excepcional contará con un entrante de la chef de tres estrellas Michelin Anne-Sophie Pic, compuesto de bogavante azul y cangrejo con un velo de almendras frescas y un toque de gel de menta y coco.

El plato principal será preparado por el chef también con tres estrellas Yannick Alléno y será a base de ave de corral de Bresse aromatizada con maíz y gratinada con setas porcini. Este plato es un guiño a anteriores visitas de los Windsor a Francia, ya que en 1855 la reina Victoria fue invitada a una cena de gala en la Ópera de Versalles y se deshizo en elogios hacia “las aves y los consomés” franceses.

El postre será obra del reputado repostero Pierre Hermé. Inspirado en la antigua ciudad de Irán, los comensales degustarán un macaron persa de Isfahan confeccionado con una sutil combinación de agua de rosas, frambuesas y lichis.

En cuanto al vino, se servirán en la mesa un Bourgogne Bâtard Montrachet grand cru 2018 y un Burdeos Château Mouton Rothschild 2004. La elección del vino tinto es un homenaje al propio soberano británico, que diseñó la etiqueta para celebrar los lazos de amistad entre los países.

En cuanto al champán, se han seleccionado cuidadosamente botellas de Pol Roger cuvée Winston Churchill 2013.

E

Seguir leyendo