Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 30 de noviembre, 2020
Invitado

ALEJANDRO BESTANI. Movimiento Nacional Pyme: el momento es hoy.

Como empresario pyme quiero manifestar en este momento especialmente grave y crucial para la vida de la Nación que hay una salida de la crisis, y es a través del universo pyme. Para ello, este sector debe hacer visible su enorme masa crítica y territorialidad.

El sector que representa el universo pyme constituye una de las dos patas de la dinámica económica nacional, siendo la primera el estado nacional y las grandes compañías y la segunda este universo que, por su naturaleza y sus condiciones, es el más necesario si queremos resolver la extrema gravedad actual. Un universo, que a pesar de haber sido relegado de la decisión de la política económica durante los últimos cuarenta años, todavía está vivo.

Hoy podemos decir que dicho universo está conformado por más de 600.000 empresas que generan 7.000.000 de puestos de trabajo directo y 4.000.000 más de monotributistas y autónomos. Factura 170.000 millones de dólares con una deuda total de 6.500 millones, por lo que por lejos, es el sector más eficiente de la economía -es decir, con solo el 1.6% del PBI, por todo endeudamiento financiero, el sector genera nada menos que el 42% del PBI y el 70% del empleo nacional-.

Para que toda esta potencia se haga visible es necesario que se unifique en un movimiento nacional que, más allá de cualquier partido político, solo represente el trabajo, el sacrificio, el empleo y nuestros sueños de vivir mejor en un gran país. Un movimiento dispuesto al diálogo y al consenso desde nuestra identidad federal, generosa, creativa y también en guardia.

Este movimiento que ya está en marcha y que cuenta con mesas de trabajo organizadas a lo largo y ancho del país brega por seis condiciones esenciales:

1. Desendeudamiento financiero y fiscal.

2. Mayor financiamiento con tasas competitivas que permitan mantener un nivel de costos razonables y un giro creciente de negocios.

3. Reducción de la carga tributaria y tasas de servicios mediante una nueva legislación que, sin desfinanciar al estado, comprenda la capacidad de pago real de las pequeñas empresas.

4. Reducción del costo laboral no salarial. Para aumentar el empleo no necesitamos tocar los sueldos, solo los impuestos que acompañan al salario, sin desfinanciar el sistema previsional.

5. Resolver la polémica y onerosa problemática de los despidos, entendiendo que debe dar tranquilidad a los empleados y empleadores.

6. Asegurar en todos los gobiernos funcionarios con probada experiencia pyme.

Bajo estas condiciones, ofrecemos:

Impulsar la creación de empleo genuino, para que más personas puedan trabajar y tener ingresos dignos que les permitan atender mucho más que sus necesidades vitales.

– Realizar una verdadera gestión para ir incorporando a la formalidad a los empleados que están en la informalidad.

Aumentar el nivel de actividad formal, ayudando a reducir la informalidad de la economía.

Promover activamente las exportaciones.

¡Convenzámonos! La oportunidad de salir de este destino de fracaso depende de la actitud que tomemos los empresarios pymes. Si así lo entendemos, debemos convocarnos a lo largo y a lo ancho del país, manifestándonos visiblemente y con la ayuda de nuestras cámaras específicas. Por primera vez solo dependerá de nosotros.

INVITADO
Alejandro Bestani
Empresario pyme
Presidente de la empresa de alimentos INCA y del Monapy – Movimiento Nacional Pyme-