Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 29 de enero, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Invitado

Martha Wolff. Los descamisados de antes, los desbarbijados de ahora.

¡Si al oficialismo le molesta que opine la oposición, que aprendan a comportarse y proceder como ciudadanos con los mismos derechos de todos! 

La historia oficial comenzó cuando fue el cumpleaños de la primera dama.  Fueron los mismos invitados que tomaron las fotos del evento de la elite presidencial, que sí podía reunirse, mientras el pueblo estaba en cautiverio. Fueron ellos los que las divulgaron las fotos al igual que las fotos que acaban de circular del encuentro de Cristina Kirchner con los artistas kirchneristas, agasajados por su militancia artística y sin barbijo. Imagen agregada de la vicepresidenta, que también se da el privilegio de no usar barbijo en el Senado. Ese capricho que esgrime, se le acopla a la soberbia de creer que el COVID es también kirchnerista, y entre camaradas hay fidelidad hasta con el contagio.

Este deschabe intramuros debería ser controlado por los servicios de inteligencia de los invitados a los ágapes, que organiza la dirigencia demostrando que son los elegidos, los que están en la lista, de los que cantan la Marcha Peronista, los que van a los mítines, los que cuando pasan lista dicen presente, y cuando hay que elegir material siempre son soldados de su líder. Son los que trabajan o piden encontrar lugar porque están registrados con la k de kilo, los que pesan en los medios para sumarse a las filas del partidismo Kristinista. No le debe causar gracia a la Segunda Dama del gobierno, con mucho dolor, porque se considera a sí misma la Reina Madre, que se sepa lo que pasó en esa reunión en la que no faltó nada, al mejor estilo de abundancia y agradecimiento a sus artistas filiales.

Al recordar estos dos momentos se levanta más polvareda: aquel que el lujo y el momento eran contrarios a lo que se proclamaba extramuros, y éste, en el que hay aumento de contagios y de hambre.

En cualquier momento los que son invitados por su señoría tanto presidencial como vicepresidencial recibirán una circular para abstenerse de divulgar lo que pasa en sus encuentros. Hubo varios encuentros que nos enteramos y seguramente más que no nos enteramos. Un encuentro social que levantó polvareda fue cuando Moyano y familia fueron de weekend a la Quinta de Olivos posando desbarbijados para la foto. Tal vez la solución para evitar las fotos es que les retengan los celulares y se los devuelvan a la salida. Tal vez no les importe…ellos pueden…

Realmente ante las informaciones que día a día se reciben del aumento de contagios, lo visto y oído en la celebración convocada por la vicepresidenta para agasajar a los hacedores e intérpretes de la cultura nacional e internacional, produce bronca y rechazo. Bronca porque la grieta entre los que pueden y los que no sigue vigente pero desde el poder, y el rechazo y hostigamiento a los que creen que son dueños  de todo, del patrimonio nacional para hacer lo que quieren y la falta de sentido común ante un país a la deriva y en bancarrota.

El haber estado cantando los artistas la Marcha Peronista al lado de Cristina y sin barbijo es haber visto la representación de la decadencia nacional.

INVITADA
Martha Wolff
Periodista y escritora

EN ESTA NOTA: Martha Wolff Wolff Martha