Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
jueves 5 de agosto, 2021
Invitado

Martha Wolff. ¿Somos un país de preguntas sin respuestas?

¿Qué le está pasando a la Argentina? ¿Mejor dicho qué le está pasando al gobierno con sus anuncios, discursos y medidas? ¿Qué le está pasando a la sociedad que se asombra de lo insólito, aunque no inocente, del proceder ante lo preestablecido que está socavando los principios sociales, culturales, judiciales y religiosos del país? ¿Qué insolencia desde el poder es menospreciar la capacidad de discernir entre lo que se quiere imponer lentamente como la gota que horada la piedra por una política de desconstrucción de los valores? ¿Cómo responder ante el colador de cambios para protestar ante tanto agujeros físicos y morales de medidas ilegales? ¿Cómo entender que el partido reinante se niegue a votar para poder ser vacunados chicos discapacitados con la marca Pfizer? ¿Porque siguen politizando sus objetivos? ¿Cómo iban a aceptar que la oposición se manifestara si los privilegiados vacunados VIP kirchneristas consideran que no estamos en democracia sino en un absolutismo? ¿Es tan grande el grado de alienación que, a pocos días de la fecha del atentado a la AMIA, desde el Estado un representante diga que los deudos de los que fueron asesinados tienen miedo a la verdad? ¿Se puede montar desde el manejo de los medios de comunicación a su alcance tanta degradación como lo que hizo la Vicepresidente para entregarles notebooks a escolares sobre la deuda argentina, culpando al mandatario anterior del atraso educativo? ¿Puede ser que ejemplo de los éxitos alcanzados sea a través de la protesta por autores e intérpretes de música? ¿Se puede confundir el progresar con lo chabacano? ¿O acaso con micrófonos regalados o los de los que están al alcance de los capitostes no se puede decir barbaridades  como las que escuchamos a diario? ¿Hablar es gratis o tiene un alto costo? ¿Y qué tal los que, con pocos recursos como los médicos, los enfermeros, los científicos, siguen trabajando ante la histórica inoperancia de abastecer a un pueblo para respetar sus necesidades básicas no sobre los escenarios ni micrófonos sino desde sus puestos? ¿La Vicepresidenta quiere más notebooks para seguir infiltrando educación partidaria como lo que están haciendo ahora y como  se pasaron y pasan años publicitando  lo que no hacen para ganar votos? ¿Qué debe hacer la gente que ve, escucha, sufre, se debate con lo que puede para sobrevivir mientras los que esquilmaron las arcas siguen haciendo negocios amparados por lo que dicen trabajar para el pueblo? ¿En qué nos hemos transformado? ¿O acaso no nos hemos dado cuenta que esta es una revolución silenciosa que infiltra día a día sus objetivos?  ¿Se podrá a este cuento de terror darle un final feliz con el resultado de las próximas elecciones legislativas para poder seguir con el orden democrático? ¿O el 9  de Julio será solo de los que vayan a desfilar organizados porque ellos son solo la Patria? ¿O Patria es lo que cada uno celebra desde su patriotismo? ¿La pandemia con su vacunación fue un termómetro de lo que somos? ¿La salvación es la salud de la población o también de la salud mental?

¡Qué pena en lo que nos hemos transformado, en un país de preguntas con respuestas oscuras o sin respuestas!

INVITADA
Martha Wolff
Periodista y escritora

EN ESTA NOTA: Martha Wolff Wolff Martha