Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 14 de mayo, 2021
Invitado

MARTHA WOLFF. Vender droga es vender muerte.

Serie Breaking Bad (The Breaking Bad) es una serie de televisión estadounidense creada en 2008 por Vince Gilligan. Fue emitida por la cadena AMC y protagonizada por Bryan Cranston, quien interpreta a un químico que se involucra en el mundo del tráfico de drogas para asegurar el futuro económico de su familia. La serie, que supuso un antes y un después en la historia de la televisión, es para los más “seriéfilos” una ficción insuperable. Breaking Bad ganó 16 premios Emmy, incluidos cuatro a mejor actor y que encierra el problema de cómo pagar una serie de caros tratamientos contra el cáncer.

Pero, ¿de qué trata Breaking Bad?

Y nace de la pregunta:

¿Qué harías si te enteraras de que te quedan pocos meses de vida? ¿Estarías a punto de tener un hijo y tendrías deudas sin poder pagar?

Ante esta situación, Walter White, un profesor de química, decide ponerse a fabricar metanfetamina en secreto para conseguir el máximo dinero posible en poco tiempo para dejárselo a su familia antes de morir. Y recibe el apodo de Heisembeerg en relación con quien fue Werner Karl Heisenberg, nacido en Wurzburgo, el 5 de diciembre de 1901 y fallecido en Múnich, el 1 ero. de febrero de 1976, fue un físico teórico alemán conocido sobre su formular el principio de incertidumbre, una contribución fundamental al desarrollo de la teoría cuántica, principio que afirma que es imposible medir simultáneamente de forma precisa la posición y el momento lineal de una partícula, galardonado con el Premio Nobel de Física en 1932.

Y fue de ese físico alemán ganador del Premio Nobel de Física en 1932 del que

Walter White utiliza su apellido para su pseudónimo, Heisenberg para su serie. Walter Hartwell WhiteHeisenberg, es un personaje ficticio, protagonista de la serie de televisión estadounidense Breaking Bad. El personaje es interpretado por el actor Bryan Cranston. En la serie, Walt es un padre de familia de 50 años, profesor de química en un instituto de Albuquerque, Nuevo México. Al ser diagnosticado con cáncer de pulmón inoperable, su única obsesión era pensar cómo podía juntar el dinero para pagar la manutención de su familia y su futura hija, hasta que sean mayores de edad.

Un día, su cuñado Hank -agente de la DEA– le invita a acompañarle a una de sus redadas antidroga. En el proceso de la misma, descubre que el productor de metanfetamina al que quieren detener, es un antiguo alumno suyo, Jesse Pinkman.Walt se reunirá con Jesse, y le propondrá formar un equipo en el que Walt usará sus conocimientos químicos en producir una sustancia de alta calidad, y Jesse usará sus contactos para encargarse de la distribución hasta que consiguiera los 737.000 dólares que él calculaba que su familia necesitará en los próximos años.

Y la historia se repitió aparecida en la sección “Seguridad del diario La Nación” escrita por

el periodista Gabriel Di Nicola:

Cayó “El «Heisenberg» de zona norte: Montó un laboratorio de drogas en el lavadero de su casa. (26/2/20209). Para él no había secretos: todo lo había aprendido en la facultad, donde se recibió de farmacéutico. Sus conocimientos lo llevaron a experimentar y a instalar un laboratorio de drogas sintéticas en su casa de Martínez. Había adquirido una máquina para comprimir polvo que le permitía producir hasta 4000 pastillas por hora, material que, por intermedio de un dealer, distribuía en los días previos a las fiestas electrónicas más concurridas del Área Metropolitana”.

«La máquina que permitía producir 68 pastillas por minuto, unas 4000 por hora, estaba arriba del lavarropas», recordó un jefe policial que participó del allanamiento en la casa donde vivían el farmacéutico y su esposa, junto con su beba de 20 meses. La mujer también terminó implicada en la maniobra. Los puntos de contacto entre este caso real y la ficción son evidentes: Walter White, hasta convertirse en Heisenberg, la quinta esencia del narco brutal. La oxicodona es altamente adictiva. Para poder dejarla hace falta un tratamiento. En la elaboración de sus pastillas, este sospechoso mezclaba oxicodona con metadona, otro opiáceo utilizado en tratamientos contra el dolor.

Debo confesar que hice esta reseña y asociación para preguntarme por qué esta noticia no aparece en la primera plana de los diarios, es impresa en afiches callejeros, enviada a los colegios, a las universidades, clubs nocturnos y expuestas en la televisión para educar a la población sobre la venta de droga que es la VENTA DE LA MUERTE.

La droga es un arma que mata de a uno a los que la consumen con la difusión boca a boca y respaldada a través de los medios de comunicación con esa mentira que un pucho de marihuana no hace nada.

La droga de probar termina con la condena a la adicción y a la muerte mientras los productores tanto especializados y los de cocinas truchas elaboran muerte de a dosis mientras se enriquecen. Y los gobiernos ante el poder de la droga hacen ojos ciegos a todo lo que se maquina con esa riqueza, mientras detrás de esa fachada se arruina la vida de una generación que no fue a la guerra pero que es fusilada con la droga.

Se debería publicar semanalmente la cantidad de jóvenes que mueren por la droga y lo que pasa en los bailes con controles falsos a diario entre la baja de oxígeno que tienen los boliches para que los chicos tengan sed y consuman más bebidas alcohólicas hasta tomar agua de los inodoros cuando no les alcanza la plata, más las provocaciones y asesinatos grupales que a diario pasan y se tapan por el negocio de la noche es grande seguimos con la cultura de la necrológica tapada de MUERTE POR DROGA.