Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 28 de septiembre, 2021
Policiales

2 disparos. Uno a la cabeza y el otro en un hombro. 10 puñaladas. Brutal ataque a su pareja.

La sobrina de la mujer con 2 impactos en el abdomen. Utilizó el arma reglamentaria de su ex que es policía.

Una mujer policía de 36 años y su sobrina de 23 fueron gravemente heridas al ser atacadas a tiros y puñaladas en una casa de San Benito, provincia de Entre Ríos.

Las victimas, permanecen internadas en grave estado, fueron identificadas como la policía Carla Ledesma (36) y Eliana Ledesma (23).

Fueron baleadas y apuñaladas en una casa situada en Ramírez y Basavilbaso, El sospechoso del ataque, en tanto, es Brian José López (26), pareja de la mayor de las Ledesma, se presentó en los Tribunales de Paraná y quedó detenido.

El subdirector de Investigaciones de la Policía de Entre Ríos, Ángel Ricle, detalló que se le tomó declaración a «entre siete u ocho personas que estuvieron con él y lo sindicaron como autor».

Al momento de ser detenido, el sospechoso portaba un arma calibre nueve milímetros «con las características del arma con la que se produjo» el ataque y que sería la reglamentaria de la policía.

También llevaba consigo dinero en efectivo y sus pertenencias, como tarjetas y la SUBE.

Según las primeras investigaciones, luego de una discusión López tomó el arma reglamentaria de la mujer, que prestaba servicio en Paraná, y comenzó a efectuar varios disparos.

Dos de los tiros impactaron en la cabeza y hombro a su pareja, a quien también le efectuó mas de 10 puñaladas con un arma blanca.

Una sobrina de la mujer policía, que estaba en la misma casa, logró huir hacia una de las habitaciones para alertar a una amiga, aunque recibió dos disparos en la zona del abdomen.

Al escuchar los disparos, la madre de la joven, que vive en una casa lindante, intentó acercarse, momento en que el agresor también comenzó a dispararle, sin herirla, y luego huyó hacia lo de un amigo, quien le prestó ropa.