Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
jueves 21 de enero, 2021
Policiales

Carolina Piparo. «Hoy lo puedo contar porque los 6 motochorros que me abordaron no quisieron disparar».

Denunciaron al marido por atropellar intencionalmente una moto en la que circulaban 2 personas.

Carolina Píparo, la diputada provincial que hace 10 años fue baleada en una salidera bancaria en La Plata, denunció que fue asaltada por «motochorros» y que su marido chocó la moto en la que se movilizaban los ladrones para escapar.

Pero la Justicia intenta determinar si, tal como aseguraron varios testigos, en realidad atropelló a 2 jóvenes que nada tenían que ver con un robo, arrastró la moto más de 300 metros y huyó sin prestarles auxilio.

«Hoy lo puedo contar porque los seis motochorros que me abordaron decidieron no disparar», dijo la diputada de Juntos por el Cambio y funcionaria municipal de La Plata sobre el supuesto robo que sufrió cuando varios delincuentes en moto le robaron la cartera y su celular.

Según Píparo, el hecho ocurrió en 44 entre 15 y 16, cuando, junto a su marido, fue a llevar a su padre a la casa luego de la cena familiar de fin de año.

«(Familiares) estaban bajando vajilla del vehículo y en ese momento en el que yo quedo en el interior del auto, me abordan 6 delincuentes a los que les entregué mis cosas apuntada por una pistola», relató.

Píparo, actual Secretaria de Asistencia a la Víctima y Políticas de Género de la Municipalidad platense, explicó que mientras se dirigían a realizar la denuncia se cruzaron nuevamente con los delincuentes que les acababan de robar y pretendieron cerrarles el paso, y, en esas circunstancias, su marido Juan Ignacio Buzali atropelló a una de las motos para escapar.

Sin embargo, distintos testigos desmintieron la versión relatada por la funcionaria municipal.

Aseguraron que el marido de Píparo atropelló intencionalmente con su Fiat 500 L negro a 2 jóvenes que circulaban en moto y que la arrastró 300 metros, para luego escapar sin prestarle auxilio a las víctimas.

Un testigo llamado Sergio, amigo de uno de los jóvenes atropellados, declaró ante la policía que su amigo, llamado Luis, había concurrido a ver la tradicional quema de uno de los muñecos y que nada tenía que ver con ningún robo.

«Éramos doce amigos en seis motos. Somos todos de la zona de Abasto y vinimos a La Plata a ver la quema de muñecos. Yo venía atrás y vi el momento en el que el auto Fiat atropelló a Luis, que venía con otro amigo, y los dos salieron despedidos», dijo a los investigadores.

De acuerdo a esta denuncia, ambos jóvenes quedaron heridos en el piso, mientras que el auto en el que iba Píparo escapó sin prestar auxilio a las víctimas.

Además, relató que la moto de Luis, una Honda XR250, quedó debajo del Fiat y fue arrastrada más de 300 metros, hasta la calle 22, entre 37 y 38, cuando se desenganchó y quedó tirada.

Los amigos del joven herido persiguieron al Fiat de Píparo y lograron hacerlo detener en la zona de Plaza Moreno, donde también se hallaba personal de la Guardia Urbana de la Municipalidad platense.

El hecho es investigado por la fiscal de turno del Departamento Judicial de La Plata, Eugenia Di Lorenzo, quien ordenó distintas diligencias, entre ellas un análisis de alcohol en sangre al marido de Píparo para determinar si estaba alcoholizado al momento del hecho.

Además, llamó a declarar a la funcionaria municipal y a su marido, para que cuenten su versión de lo ocurrido.

También pidió que sean citados a declarar a los 2 jóvenes atropellados y a los distintos testigos que aparecieron en los medios.

Es que si bien en principio el hecho comenzó a investigarse como un robo donde fue víctima la funcionaria municipal, los investigadores no descartaban la posibilidad de que la fiscal pueda recaratular la causa a lesiones culposas y abandono de persona.