Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 1 de julio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

Mató para robarle las zapatillas y la campera. Baleó un remisero intentando robarle la recaudación. El asesino tiene 13 años.

La madre del criminal lo entregó a la policía.

Un menor de 13 años hirió a un remisero para intentar robarle la recaudación y luego asesinó de un balazo a un joven para sacarle las zapatillas y la campera en el barrio mendocino de La Gloria, en Godoy Cruz.

El adolescente se presentó en una remisería de la zona y pidió un viaje hasta la manzana K de la mencionada barriada. Cuando llegó a su hogar, le pidió al chofer que lo esperara para ir a buscar dinero para pagarle pero regresó con un arma de fuego ya que quería robarle la recaudación del día y sus pertenencias.

Le apuntó en la cabeza al trabajador, de 44 años, y cuando disparó éste se cubrió con el brazo izquierdo y recibió el impacto en el codo. A pesar de la herida, logró escapar con su auto.

Acto seguido, el autor de ese hecho abordó a un muchacho que se encontraba en la vereda esperando a ser atendido en un comercio. Le tiró al pecho y cuando cayó al suelo le robó la campera y las zapatillas.

La víctima fue identificado como Jonathan Ochoa, de 28 años, que tenía dos hijos: un nene de 7 años y una bebé de un año. Falleció antes de ingresar al hospital cuando era trasladado por una ambulancia.

Posteriormente, la Policía logró detener al asesino gracias al testimonio del remisero, que se acercó a la Comisaría N° 32. Esto, sumado a la información aportada por los vecinos, hizo que identificaron al delincuente y consiguieran una orden de arresto.

La víctima, Jonathan Enrique Ochoa (28), tenía dos hijos.

Según señalaron las autoridades del caso, fue la propia madre del adolescente la que decidió entregarlo.

En un primer momento, tomó intervención la fiscal de Homicidios Claudia Ríos, pero, debido a la edad del joven, el expediente fue derivado a su par Leticia Marti de la Fiscalía Penal de Menores.

SEGUIR LEYENDO.