Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 23 de noviembre, 2020
Espectáculos

JULIO IGLESIAS. Se niega a reconocer a un supuesto hijo.

No quiere someterse a pruebas de ADN.

Julio Iglesias se niega a reconocer a Javier Santos como su hijo, quien desde hace más de 40 años busca demostrarlo en la Justicia. Además, el músico español no quiere realizarse las pruebas de ADN.

El artista tiene ocho hijos reconocidos: Chabeli, Julio José y Enrique, quienes llegaron con el matrimonio de Isabel Preysler; y Miguel Alejandro, Rodrigo, Victoria, Cristina y Guillermo, fruto de su relación con Miranda Rijnsburger. Sin embargo, la familia de Santos ha contratado investigadores privados para conseguir muestras genéticas del compositor.

María Edite, madre de Santos, quien ya tiene 43 años, rompió el silencio después de que la Justicia española fallara a favor del intérprete de «Me olvidé de vivir»: «Hay pruebas que demuestran que Javier es hijo de Julio Iglesias. Los jueces están a favor del poder, no a favor de los hijos».

Por su parte, el abogado de Santos, Fernando Osuna, dijo: «La sentencia fue desfavorable, pero estamos seguros de que vamos a ganar. Tenemos muchas evidencias. Estamos convencidos de que ganaremos».

Los investigadores privados consiguieron un termo de Julio José, uno de los hijos del músico, y las pruebas genéticas revelaron que es hermano del joven español. «La Justica y el derecho debe apelarse a la ciencia sino sería una aberración», expresó el letrado.

Captura de una de las publicaciones de Santos en su cuenta de Instagram.

Por su parte, el cantante de 76 años no está pasando por un gran momento. En medio de la cuarentena por coronavirus murió su suegra, quien vivía con él y su esposa Miranda. Iglesias también tenía previsto hacer una serie de conciertos en España, pero la crisis, por ahora, se lo impide.

SEGUIR LEYENDO.