Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 29 de enero, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Info

Fiscal Federico Delgado. «A la Justicia hace mucho tiempo que no le creen, que la sociedad no le cree».

«En algún momento va a haber que reconciliarse con la gente».

El fiscal Federico Delgado está de turno en los primeros días del año. “El gran problema es el sistema, el funcionamiento del dispositivo de la Justicia. Está para servir a la gente y no lo hace”, dice.

Cuando empezó a exponer públicamente sus ideas, recuerda, hubo fiscales y jueces que lo tomaron como algo personal. “A algunos le molestó al principio y había algunas rispideces pero después todo el mundo se dio cuenta que mis críticas trascienden a las personas. Acá, como en todos lados, hay gente buena y hay pícaros. Pero tema de fondo va más allá de la gente”, asegura en TN.

“En la Justicia se hacen todo el tiempo cosas ilegales en nombre de la ley”, asegura. Y explica cuáles son algunas de esas cosas ilegales: “Es como una ensalada que tiene ingredientes que están bien y otros que están podridos. Es una ensalada, todos lo vemos, pero con ingredientes podridos. En muchas causas pasa lo mismo, tienen ingredientes podridos, y eso no puede pasar”.

Ante la pregunta si hay causas armadas dice: «Sí, por supuesto. Las principales víctimas suelen ser personas pobres, vulnerables. Muchas veces empieza con policías, por ejemplo, pero se necesitan después jueces y fiscales. En cada nivel se va complejizando. Se pueden incluso plantar testigos o otro tipo de maldades, pero eso se combina con partes que tienen que ser legales. Ninguna causa puede ser toda trucha, ese es el secreto. Cuando los servicios de inteligencia podían trabajar era mucho más fácil, porque para los tipos es todo secreto. Venía un abogado y te firmaba que un espía, del que vos no podés saber ni el nombre, vio determinada situación. Y listo»

«Creo que fue la única decisión judicial que tomó Alberto Fernández desde que es presidente. Prohibió que los espías sean auxiliares de la justicia. Puede seguir ocurriendo, obvio, pero es ilegal. Antes formalmente los espías trabajaban con los funcionarios judiciales. Los jueces pedían trabajar con la AFI para casos complejos. Eran puentes de legalidad por los que abajo pasaba el agua. Ahora está prohibido, es ilegal».

«Porque siempre para cualquier causa armada hay algo que tiene que estar si o si. Vos precisás que un juez y un fiscal te crea. La obligación del juez y el fiscal es siempre reconstruir todo, no darle la derecha automáticamente a un tipo que dice las vacas vuelan. Pero cuando viene el paquete armado es dificilísimo darlo vuelta»

«El Estado tiene todo a favor para hacer las cosas bien. Lo que pasa es que lleva más tiempo. Me gusta resumirlo con algo que dice del Flaco Menotti. Vos en un parque hermoso podes rodear todo el jardín y llegar a la puerta. O también podes hacer una diagonal, cruzar todo y llegar más rápido. Pero ahí pisaste todas las flores. Eso es un poco lo que pasa. Pero los funcionarios públicos tenemos que encargarnos de que se cumpla la lay. Y hay que laburar, aunque lleve tiempo»

«Y hay otra cosa que tampoco es nueva: la impunidad. Y es todo parte de lo mismo. Mirar para otro lado también es impunidad. Construir falsos culpables o falsos inocentes también es impunidad. En nuestra justicia se combina todo eso. Por eso pasa lo que pasa. A la Justicia hace mucho tiempo que no le creen, que la sociedad no le cree. Y la credibilidad es lo más importante que tiene. En algún momento va a haber que reconciliarse con la gente. Eso requiere autocrítica y voluntad.»